Messi, que tiene tres hijos varones, confiesa que quisiera ser padre de una «nena»

Havana
muy nuboso
29.2 ° C
29.2 °
29.2 °
84 %
2.6kmh
75 %
Vie
29 °
Sáb
30 °
Dom
30 °
Lun
31 °
Mar
27 °

Leo Messi ha confesado que quiere volver a ser papá, aunque no de inmediato, según dijo en una entrevista con el actor y comediante argentino Miguel Granados, transmitida en el canal de streaming Olga, que muestra el lado más personal del astro del futbol.

A sus 36 años, Messi, que ha tenido tres hijos varones: Thiago, Mateo y Ciro con su esposa, Antonela Roccuzzo, admitió que desearía tener una hija. “Nos gustaría tener un bebé de nuevo. No estamos en la búsqueda, pero vamos a ver si llega la nena”, dijo.

Desde la comodidad de su casa en Miami, afirmó que se considera un “buen padre”. “Intento involucrar a mis hijos los valores que me enseñaron a mí de chiquito. Seguir la línea del club donde crecí también. Los valores del Barcelona son muy importantes y marcados. Me fui con 13 años. No me preocupa qué pueda pasar con ellos. La típica que dicen: hijos chicos, problemas chicos; y después más grandes. Por el momento son controlables”, señaló.

Además, el hoy delantero del Inter Miami dio detalles sobre la personalidad de sus hijos, quienes han empezado a jugar al fútbol en la academia del club miamense, que les ofreció espacio para facilitar su inserción en la Ciudad del Sol, aunque la idea inicial era otra.

“Thiago fue el que más le inculcamos de chico, y como es el más grande, los hermanos fueron siguiendo la línea suya. No tengo ese problema (de que quieran tenerlo todo). Lo tienen claro en ese sentido. Mucho tiene que ver Thiago, por cómo es él. Thiago no quiere saber nada de ser el ‘hijo de Messi’: no le gusta.

“El otro día tenían el primer partido y Thiago ni te mira para afuera. Entra Mateo y te mira, te saluda, aplaude, hace una jugada y te mira. Son diferentes personalidades. El otro chiquito es terrible, pero se está definiendo, tiene 5 años”, resaltó sobre sus rasgos.

De igual forma, el campeón mundial en Qatar 2022 profundizó en el hecho de que “a Thiago le cuesta mucho más hablar, así que con Antonela tiene más confianza para contarle las cosas. A Mateo lo tenés que parar porque te cuenta todo, no para y habla. Ciro es más reservado también, cuenta, pero no de él, habla de los demás”.

A Antonela, con quien tiene una relación desde que son adolescentes, la calificó como “una buena madre” y alguien a quien admira “a full”. “Ella pasa las 24 horas con ellos. Nosotros estamos afuera mucho tiempo: viajes, partidos, Selección, pretemporada. A veces nos vamos un mes, un mes y medio, y ella está todo el día”, dijo Messi.

La Pulga hizo alusión igualmente a los momentos del día en que puede estar a solas con su esposa. “Termino a las 13:00 de entrenar, llego a casa y comemos, Antonela y yo, los dos solos. Dormimos la siesta, vemos un rato series o películas”. 

Luego, continuó, “a las 21:00, que ya están durmiendo los nenes, es momento nuestro, ya estamos tranquilos. Comemos temprano y vamos temprano a ver tele. Mucho celu, bastante. Boludeo, bastante. No regalo likes ni comentarios. Después ponen alguna boludez y sale en todos lados. Hay cosas que prefiero evitar por lo que viene después. Pero en mi día a día con mi familia y amigos, no me privo de nada”.

Con su característica humildad, Messi contó que ayuda a hacer el desayuno de su familia, que prefiere llegar puntual a cualquier sitio, y sobre sus mejores amigos. Uno de ellos es el primo de Antonela, quien fuera compañero suyo en las inferiores de Newell’s Old Boys.

“Tengo pocos amigos de Argentina porque me fui de muy chico. La comunicación antes era mucho más complicada, hablaba una vez por semana un ratito porque había que poner la moneda y pasaba rápido, o por carta. No era nada como ahora”, rememoró.

Además, el ‘10’, que prefiere mandar mensajes de texto que un audio, y que sueña con convertirse en Director Deportivo, recordó los momentos más complicados que vivió como parte de la selección argentina, en que fue duramente criticado, sobre todo por la prensa. 

Aseguró que “mis viejos, mis hermanos, en Argentina nosotros pasamos jodidas. Ahora todo es muy lindo, somos campeones de América y del mundo, es espectacular lo que estamos viviendo, pero tuvimos épocas donde la pasamos mal. Nos criticaban mucho y se pasaban del límite. Ya era de más, porque eran cosas zarpadas, no era futbolístico. Eso, sobre todo la familia que está ahí, lo sufre mucho. Con la gente no, porque sentí la banca hasta en los peores momentos”.

Igualmente reconoció que su paso por el PSG francés “no fue como esperaba, pero yo siempre digo que las cosas pasan por algo”. “Siempre digo que, si bien yo en el PSG no estaba bien, me tocó ser campeón del mundo ahí”, agregó sin olvidar el lugar sagrado que tiene en su vida su paso por el FC Barcelona. 

Sobre el maltrato de los fanáticos parisinos indicó: “Es entendible. Estaba en el lugar al que le ganamos la final del Mundial y por culpa nuestra ellos no habían sido campeones del mundo. Fui el único jugador de Argentina que no tuvo reconocimiento en su club”.

Acerca de su presencia en el Mundial de 2026, que tendrá lugar en Estados Unidos, Canadá y México, aseveró que no sabe si llegará. “No lo pienso todavía porque está lejos. Mi objetivo es llegar a la Copa América. En eso sí pienso. Después veré si juego el Mundial. Depende de cómo me encuentre. Pasaron los años. Hay que ver cómo me voy sintiendo. Iré viendo. Faltan tres años todavía”.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+