La Florida se prepara para recibir la peor versión del huracán Idalia

Havana
nubes dispersas
32.2 ° C
32.2 °
32 °
58 %
5.7kmh
40 %
Mar
32 °
Mié
31 °
Jue
33 °
Vie
32 °
Sáb
28 °

Florida se está preparando para el impacto potencial de la tormenta tropical Idalia, que se pronostica que se intensificará hasta convertirse en un gran huracán antes de llegar a la costa del Golfo a partir de mediados de esta semana.

El gobernador Ron DeSantis declaró el estado de emergencia en 46 condados y ordenó algunas evacuaciones debido a la amenaza de marejadas ciclónicas potencialmente mortales. Originalmente se predijo que sería una tormenta tropical, pero el pronóstico de Idalia ahora indica que podría convertirse en un huracán de categoría 3.

Según el último parte emitido a las 4:00am en el Centro Nacional de Huracanes, Idalia se ha convertido en huracán categoría I con vientos sostenidos de 75 mph y se encuentra a unas 85 millas al norte del extremo occidental de Cuba y a 370 millas al suroeste de Tampa, Florida. Se mueve hacia el norte a 14 mph. Se espera que el huracán se intensifique rápidamente hasta convertirse en un huracán importante extremadamente peligroso antes de tocar tierra en la costa del Golfo de Florida el miércoles. La presión central mínima es de 981 mb.

Esta tormenta tiene importancia ya que sería la primera en azotar Florida en esta temporada de huracanes, lo que plantea un desafío potencial para la recuperación del estado de los daños causados ​​por el huracán Ian que devastó esa zona – costa oeste – hace casi un año.

El estado ha movilizado miembros de la Guardia Nacional y vehículos de rescate para los esfuerzos de recuperación. La costa occidental de Florida, desde Longboat Key hasta Tampa Bay, está bajo advertencia de huracán y se anticipan órdenes de evacuación adicionales.

Se prevé que la tormenta tenga vientos sostenidos de hasta 193 kph (120 mph), lo que la convierte en un huracán de categoría 3 antes de tocar tierra en los Estados Unidos, pero no se descarta que, debido a lo caliente que están las aguas en el Golfo de México, Idalia pueda llegar a convertirse en un huracán Categoría IV, aunque ciertamente nadie desea eso.

El Centro Nacional de Huracanes estima que Idalia se intensificará hasta convertirse en un huracán de categoría 3 con vientos sostenidos de 120 mph y ráfagas de hasta 150 mph antes de tocar tierra. Esta creciente intensidad ha llevado a los expertos a pronosticar una marejada ciclónica de hasta 12 pies, acompañada de vientos potenciales de 150 mph.

La llegada del huracán Idalia se sumará a una serie de desastres naturales que ocurrieron este verano en los Estados Unidos, incluidos incendios forestales e inundaciones en varias regiones del país.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica había pronosticado una temporada de huracanes más intensa de lo previsto inicialmente debido a las cálidas temperaturas del océano, y al menos hasta ahora, con septiembre tocando a las puertas, se ha tenido suerte, pero el pico de tormentas – septiembre y octubre – apenas comienza, aunque tradicionalmente han sido agosto y septiembre los meses de mayor actividad huracanada. Se prevé que la temporada de huracanes de 2023 se extienda hasta el 30 de noviembre.

Mientras, los residentes de Florida han estado haciendo preparativos para la tormenta, cargando sacos de arena y evacuando zonas bajas a lo largo de la costa del Golfo.

Si bien los residentes y las autoridades toman precauciones, algunas personas siguen siendo optimistas sobre el impacto del huracán Idalia, sobre todo aquellos que viven en los cayos del sur de la Florida, a quienes Idalia apenas «rozará», según el pronóstico actual.

Sin embargo, la tormenta también está generando preocupación sobre la posible contaminación del combustible en las gasolineras, y algunos aeropuertos y servicios ferroviarios quedarán suspendidos en previsión de la llegada de la tormenta. Funcionarios estatales están investigando la contaminación del combustible diesel en varias estaciones de servicio Citgo en el área, atribuyendo el problema a un error humano durante la entrega de combustible.

A medida que la trayectoria de la tormenta avanza hacia el norte, alrededor de 14 millones de floridanos están bajo advertencias de huracán y tormenta tropical a lo largo del Golfo de México. Las autoridades están enfatizando el peligro que representa la marejada ciclónica impulsada hacia el interior por fuertes vientos, particularmente en las zonas costeras bajas. En particular, históricamente ningún huracán más fuerte que la categoría 3 ha tocado tierra en la región de Big Bend. El gobernador Ron DeSantis de Florida ha aconsejado a los residentes que se preparen para el posible impacto de la tormenta.

Los preparativos para la tormenta, incluidos los esfuerzos de evacuación y colocación de sacos de arena, ya están en marcha, ya que la aproximación de la tormenta genera preocupación por posibles inundaciones y daños generalizados. El Centro Nacional de Huracanes ha advertido sobre marejadas ciclónicas, fuertes lluvias y fuertes vientos que afectarán la costa del Golfo y el Panhandle de Florida.

En Tampa invocan a la buena suerte «tradicional»

A medida que la tormenta tropical Idalia se acerca a la costa del Golfo de Florida, los residentes de Tampa se están preparando para su posible impacto, aunque muchos siguen siendo optimistas y tranquilos sobre la situación. Algunos residentes expresan confianza en que Tampa generalmente evita las peores tormentas.

Los preparativos están en marcha en la ciudad de Tampa, y se ha visto a los tradicionales voluntarios distribuir sacos de arena a los residentes.

Hasta el mediodía del lunes se habían repartido unos 10.000 sacos de arena, con un límite de 10 por hogar. La atención se centra en abordar las preocupaciones sobre las marejadas ciclónicas, que son particularmente preocupantes para quienes viven cerca del agua.

A pesar de los preparativos, algunos residentes restan importancia a la gravedad de la tormenta y expresan dudas de que tenga un impacto significativo.

En medio de los preparativos, las universidades de la zona están tomando precauciones. La Universidad de Florida y la Universidad del Sur de Florida cancelaron clases para el martes y miércoles. La Universidad Estatal de Florida canceló las clases para el miércoles, mientras que la Universidad de Florida Central planea continuar las clases con normalidad, al menos por ahora.

Si bien la costa este ha evitado en gran medida los ciclones este año, la costa oeste ha experimentado impactos climáticos significativos por tormentas como la tormenta tropical Hilary, pero lo peor pudiera estar por venir.

Con información de AP y otros medios.

tal vez quieras leer: Tormenta Tropical Idalia pudiera llegar a la Florida como huracán categoría 3

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+