Juego en el Estadio Latinoamericano interrumpido por apagones

Havana
lluvia muy fuerte
30.2 ° C
30.2 °
30.2 °
79 %
2.6kmh
75 %
Sáb
30 °
Dom
29 °
Lun
29 °
Mar
30 °
Mié
30 °

El juego de béisbol que se desarrolló anoche en el estadio Latinoamericano de La Habana entre los equipos de Industriales y Matanzas, uno de los líderes de la Serie Nacional número 61, fue interrumpido tres veces por apagones súbitos en las torres de la instalación, cuyas luminarias demoraron en restaurarse varios minutos cada vez.

El primer apagón sucedió en el segundo inning, mientras estaba al bate Industriales. Justo al sacar out en primera, ganando los habaneros 4 a 1, las luces se apagaron, dejando al estadio en semipenumbra, mientras las luces de emergencia o auxiliares y las de miles de teléfonos celulares esgrimidos por los públicos desafiaban la totalidad de la oscuridad.

El segundo apagón ocurrió en el siguiente inning, y el tercero sucedió durante el quinto, ganando aun el equipo de Industriales 5 a 3 a Matanzas. Estando los capitalinos al bate, con las bases llenas, la electricidad falló de nuevo, mientras los asistentes coreaban protestas.

Evian Guerra, uno de los comentaristas deportivos que narraba el juego para la Televisión Cubana, apuntó con intenciones humorísticas que esta situación contribuiría a hacer más “dramático” el juego, y su compañero Rodolfo García declaró que este juego “se va a recordar” y que todo parecía una “una película de misterio”. A la vez que especulaba que estas dificultades técnicas no iban a poder ser reparadas esa noche, sino que habría que “esperar a que termine el juego o mañana para revisar qué es lo que ha ocurrido con esa sobrecarga que tres veces ha hecho que falle la luz.”

En las redes sociales, los cubanos no tardaron en criticar esta lamentable situación técnica en que se encuentra el estadio Latinoamericano, emblema del  béisbol cubano. Un usuario bromeó con que los científicos cubanos iban a inventar una pelota fosforescente para no tener que detener el juego durante el apagón, así como también las bases y la línea de foul también gozarían de luminiscencia propia.

Muchos citan a Guerra con su acotación sobre el dramatismo que la interrupción eléctrica le añadía al juego. Otros, con más amargura, calificaron el hecho de “retroceso victorioso”. Otros usuarios criticaron la moderación de los comentaristas deportivos al no abordar con más energía y radicalidad estos graves problemas.

El juego, que finalmente terminó a favor de Industriales, se caracterizó además por expulsiones de jugadores, decisiones controvertidas de los árbitros, un excesivo descontrol de los lanzadores de ambas novenas. Se batearon un total de 20 hits y se otorgaron 20 bases por bola.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+