Haydée Milanés confiesa que lloró tras ver a los Rolling Stones en Cuba

Havana
nubes dispersas
28.2 ° C
28.2 °
28.1 °
78 %
1.5kmh
40 %
Lun
30 °
Mar
30 °
Mié
31 °
Jue
31 °
Vie
31 °

Por estos días se cumplen 7 años del memorable y, sin dudas, histórico concierto de los Rolling Stones en Cuba: la banda británica regaló el espectáculo más memorable jamás visto en la isla, una trepidante señal de que era posible hacer las pases con el pasado, algo que estremeció a muchos cubanos, como la cantante Haydée Milanés, que así lo contó.

“Inolvidable!! Recuerdo que cuando acabó el concierto, aquella multitud caminó tranquila por todo 26, en estado de gracia. Yo particularmente, al llegar a casa no paré de llorar; fue cómo una catarsis”, relató Heydée, al comentar un post en el muro de Facebook de Michel Hernández, uno de los periodistas que más cerca estuvo del concierto y sus entretelones.

“Qué fuerte todo!! Y ahora, qué decir? Por supuesto que muchos de los que estábamos ahí, ya no estamos. Ay Cuba…”, se lamentó la intérprete de canciones que no dejan de enternecer, como “Libélula”.

Haydée -artista con nombre propio, hija del gran Pablo Milanés- resumió en una frase todas las sensaciones que provoca en la distancia un concierto que parecía imposible, que reflejó como pocos la ilusión de cambio que vivimos los cubanos en los efímeros años del “descongelamiento” en las relaciones con Estados Unidos.

Apenas una semana antes había estado Barack Obama en Cuba, y los Tampa Bay Rays habían jugado en el Latinoamericano, y traían en sus filas al camagüeyano Dayron Varona, que par de años atrás se había ido del país.

Que encima de tantos imposibles, sus Satánicas Majestades hubieran recalado en La Habana y dieran un superconcierto gratis, nos hizo creer que un mundo mejor era posible con la certeza que nunca lograron las promesas políticas…

“Por alguna esquina de ese campo de la Ciudad Deportiva debieran haber creado una pequeña tarja al menos en homenaje a ese legendario concierto”, sugirió en el mismo post el periodista Miguel Hernández. Pero en el país de las tarjas, esa idea no parece factible…

La mítica noche del 25 de marzo de 2016, casi un millón de almas vibraron en un recital que comenzó con el incombustible Mick Jagger diciendo: “Hola Habana, buenas noches mi gente de Cuba”, antes de romper bien arriba con “Jumping Jack Flash”

«¡Qué noche aquella!», evocó en Twitter el guitarrista Keith Richards, a propósito del aniversario del concierto final del «Olé Tour», reseñado en el documental “Havana Moon”.

Ronnie Wood, el otro guitarrista de los Stones, promovió en sus redes un cuadro suyo titulado “Stones en Cuba”, que incluye al ya fallecido Charlie Watts tocando tumbadora. La serigrafía cuesta más de 800 dólares, pero haber vivido aquel concierto y recordarlo, no tiene precio…

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+