Floro Rodríguez, el anciano que casi muere en la explosión en Matanzas

Havana
nubes dispersas
30.2 ° C
30.2 °
28.1 °
70 %
5.1kmh
40 %
Sáb
30 °
Dom
30 °
Lun
28 °
Mar
28 °
Mié
30 °

El chofer de una pipa de agua en la ciudad de Matanzas es una de las personas más longevas que resultaron heridas durante la explosión en Matanzas, que tuvo lugar el pasado viernes en la zona industrial de esa provincia. 

Floro Rodríguez se despidió esa noche de su esposa y le avisó que iría a trabajar, pero hasta entonces ninguno de los dos sospechaba el infortunio que estaba por suceder, ni la suerte que acompañaría al anciano, quien permanece internado en el hospital matancero, después de sobrevivir al más grande incendio que había visto en todos sus años. 

Las quemaduras de Floro Rodríguez eran tan graves que apenas podía sentirlas y cuando llegó al centro hospitalario pidió que atendieran primero a los otros, porque él creía que estaban peores. Sin embargo, en las fotos que circulan ahora por redes sociales se va que el anciano pudo salvarse casi por un milagro.

“Fíjate que a ellos les dieron de alta y yo sigo aquí”, le dijo a una periodista local, quien aseguró que Floro se roba el protagonismo en la sala donde permanece y que las enfermeras no dejan de reír con sus ocurrencias. 

Su historia ha venido ocupando titulares en distintos medios de prensa e impresionan las fotos del anciano sentado sobre su cama, con la espalda, la cabeza, el cuello y parte de los brazos cubiertos con vendajes que intentan hacer leve el dolor de las profundas quemaduras.

Floro Rodríguez se gana la vida manejando su pipa de agua y según lo que relató a medios oficiales, fueron pequeñas casualidades las que evitaron que perdiera la vida en el incendio. Por una demora en el llenado de agua llegaría unos minutos después de lo previsto y una vez en el lugar del siniestro, alguien le propondría ir a merendar. Los pasos que daría el anciano para comer algún bocado habrían sido probablemente decisivos. Hasta ahora, solo recuerda unos cristales rotos, el calor sofocante, una carrera y el pensamiento de que moriría. 

Sin embargo, gracias a la fuerza que logró sacar en la corrida por la vida, fue rescatado a tiempo. Lo montaron en una guagua y lo llevaron al pediátrico de la ciudad para que fuera atendiendo por urgencias. “Quizás Floro no era consciente del nivel de las quemaduras en espalda, cuello y brazos”, escribió en Facebook la periodista Yuni Moliner, quien hizo públicas las palabras del anciano que ya es un héroe más.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+