Florida: Oficial dimite por apuntar con su arma a mujer afroamericana embarazada

Havana
algo de nubes
25.2 ° C
25.2 °
22 °
69 %
4.6kmh
20 %
Mar
27 °
Mié
27 °
Jue
28 °
Vie
28 °
Sáb
28 °

Un diputado de la Florida debió renunciar tras apuntar con su arma a una mujer afroamericana embarazada durante una parada de tráfico.

El ayudante del alguacil, que es de la raza blanca, detuvo a la mujer porque esta conducía 20 millas por encima de lo permitido, pero su actitud posterior fue la que lo puso con sus piernas y zapatos en la calle.

El incidente ocurrió el 12 de agosto, justo antes de la medianoche, cuando el ayudante del alguacil del condado de Bradford, Jacob Desue, trató de detener a Ebony Washington, de Jacksonville, dijo la oficina del alguacil.

La afroamericana dijo que no se detuvo de inmediato cuando el oficial le pidió que se detuviese porque estaba oscuro y que como mujer y madre no quería asustar a sus hijos.

Sin embargo, sí encendió las luces de emergencia, redujo la velocidad y condujo hasta que se detuvo en una gasolinera; es decir: en un lugar iluminado. Y con cámaras.

Desue la siguió, y en un momento, le dijo por el sistema de megafonía del vehículo de patrulla:

‘¡Detén el vehículo o te tiraré al suelo!’.

El video de la cámara corporal del alguacil grabó a Desue gritando hacia el auto de la mujer afroamericana y diciéndole:

“Si haces algún movimiento, ese será el último error que cometerás. ”

Luego, salió de su vehículo con el arma apuntándole.

La mujer afroamericana tenía los brazos fuera de la ventana de su vehículo para mostrar que no había peligro de que ella fuese a dispararle. Le dice al oficial que la puerta está cerrada con llave, que necesita meter uno de los brazos dentro del auto para desbloquear la puerta a lo que el oficial le contestó que él no estaba preocupado por eso pues él la estaba apuntando. Es decir: le sugirió que si hacía un movimiento «raro», le iba a disparar.

La mujer salió del auto con los brazos levantados y el oficial se le aproximó pegándole su arma de reglamento en la espalda.

En ese momento la mujer le explica que no quiso detenerse en medio de la nada, tan oscuro y el oficial le grita:

“Tu excusa no significa nada para mí en este momento. No quiero escucharlo.

La mujer, ya esposada, y calmada, le vuelve a explicar al oficial el motivo del por qué no se detuvo cuando él se lo pidió. El oficial le grita:

“¡No me importa el por qué! ¡Solo cállate! ¡No me importa el por qué!»

Ver vídeo

Con la llegada de otro oficial a la escena la tensa situación se relajó y hasta le quitaron las esposas y la acompañaron a su auto.

Sin embargo, por otra violación cometida en el pasado, y porque ya le habían dado con anterioridad una «última oportunidad», el sujeto renunció.

El alguacil del condado de Bradford, Gordon Smith, dijo con posterioridad que la mujer no hizo nada malo y que el comportamiento del oficial violó las políticas del departamento.

“Ella hace exactamente lo que le diría a mi hija, mi esposa, mi vecino, cualquier otra persona que pueda sentirse incómoda: reduzca su velocidad, encienda las luces intermitentes, sea reconocido”, dijo Smith.

Smith dijo que el oficial ni siquiera se preocupó por los niños.

El abogado de la mujer, quien recibió una multa de tráfico, dice que esta “todavía sufre los efectos del trauma».

tal vez quieras leer: Hombre apuñala a dos policías en Miami

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

¡Gestiona tu PAROLE HUMANITARIO con Cuballama!PEDIR CITA
+