Famosos se van de Twitter y llaman “dictador” a Elon Musk, su nuevo dueño

Havana
algo de nubes
24.2 ° C
24.2 °
24.2 °
94 %
1.5kmh
20 %
Mié
31 °
Jue
30 °
Vie
30 °
Sáb
28 °
Dom
30 °

Elon Musk parece ser la única persona emocionada con su compra de Twitter. El fundador de Tesla y hombre más rico del mundo, según el ranking de Forbes, primero irrumpió fuerte con despidos masivos de ejecutivos y desarrolladores, y ahora levanta ronchas entre los defensores de la libertad de expresión.

Hasta el propio Stephen King le salió al paso la semana pasada cuando Musk anunció que cobraría un monto de $20 mensuales (que luego bajó a $8) por mantener las cuentas verificadas.

“¿$20 al mes para quedarme con mi marca azul? Qué se joda, eso es lo que deberían pagarme. Si eso se queda, yo me largo como Enron”, tuiteó el famoso cineasta. Musk respondió el día después, aunque sugirió que el precio no estaba definido.

“¡Tenemos que pagar las cuentas de alguna manera! Twitter no puede depender completamente de los anunciantes. ¿Qué tal $8?”, alegó el empresario sudafricano, que tiene un patrimonio de más de $200 mil millones.

Y no fue solo King. La adquisición de Twitter por parte de Musk hizo que algunas celebridades de Hollywood abandonaran el barco en cuestión de días. La creadora de “Grey’s Anatomy”, Shonda Rhimes, aseguró que planea irse de la plataforma ahora que es propiedad de Musk.

El multimillonario se autoproclamó un “absolutista de la libertad de expresión” y prometió hacer cambios radicales, incluida la posibilidad de revertir el veto sobre la cuenta del expresidente Donald Trump. Sin embargo, no demoró en eliminar las cuentas parodia que hicieron a su costa la comediante Kathy Griffin y el youtuber Ethan Klein, quien lo llamó “dictador”.

“No me quedo esperando lo que Elon haya planeado. Adiós”, tuiteó Shonda Rhimes a sus casi 2 millones de seguidores en Twitter el sábado por la tarde, dos días después de que Musk cerrara su trato de $44 mil millones.

Según reportó CBS este martes, otra famosa que se unió a la tendencia fue la cantante y compositora ganadora del Grammy Sara Bareilles, quien tuiteó a sus casi 3 millones de seguidores el domingo:

“Bien. Ha sido divertido Twitter. Me voy. Nos vemos en las otras plataformas, amigos. Lo siento, esta no es para mí”, agregó Bareilles, coronando su publicación con emojis de corazones y manos en oración.

La ganadora del Grammy, la estrella del R&B Toni Braxton anunció a sus casi 2 millones de seguidores el viernes que estaba “horrorizada” por lo que Musk entiende como libertad de expresión y criticó el contenido que vio en Twitter desde su toma de posesión.

“El discurso de odio bajo el velo de la ‘libertad de expresión’ es inaceptable; por lo tanto, elijo permanecer fuera de Twitter porque ya no es un espacio seguro para mí, mis hijos y otras personas de color”, agregó Braxton.

Una de las modelos mejor pagadas de la actualidad y presunta pareja de Leonardo DiCaprio, Gigi Hadid, desactivó su cuenta de Twitter el viernes y explicó su decisión en una publicación en Instagram: “se estaba convirtiendo cada vez más en un pozo negro de odio e intolerancia”.

“No puedo decir que sea un lugar seguro para nadie, no una plataforma social que hará más bien que mal”, escribió Hadid en Instagram.

Whoopi Goldberg, ganadora de un Oscar y un Emmy, anunció en el programa de entrevistas de ABC el lunes que “ha terminado con Twitter” por el momento. “Voy a salir, y si se calma y me siento más cómoda, tal vez regrese”, dijo.

La cuenta de Goldberg parecía estar desactivada a partir del lunes por la tarde.

Alex Winter, actor y cineasta mejor conocido por interpretar a Bill en la serie de películas “Bill & Ted” junto a Keanu Reeves, bloqueó su cuenta de Twitter en algún momento después de la adquisición de Musk. Su biografía en el sitio ahora dice “No aquí” y tiene enlaces a su perfil de Instagram.

“Elon Musk, que se hizo cargo de Twitter y la convirtió en una empresa privada con menos supervisión, inmediatamente hizo que la plataforma fuera más propensa al discurso de odio, los ataques dirigidos y la difusión de desinformación”, dijo Winter en un correo electrónico. “Si Twitter vuelve a ser una empresa pública dirigida por actores racionales, muchos de nosotros regresaremos”.

Entre los otros famosos que se han ido de Twitter se incluyen, al menos hasta el cierre de esta nota, el luchador profesional Mick Foley; el director de televisión Brian Koppelman; el creador de los cómics de Spider Man, Erik Larsen; la actriz Téa Leoni, el dibujante Bill Morrison, el productor Ken Olín, y la actriz de Star Treck Marina Sirtis.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+