EE.UU. toma medidas, mientras Canel promete tiempos mejores a pesar de que la situación es crítica

Havana
algo de nubes
27.2 ° C
27.2 °
27 °
78 %
3.1kmh
20 %
Vie
31 °
Sáb
31 °
Dom
32 °
Lun
33 °
Mar
28 °

En medio de la creciente presión internacional y la crítica situación interna en Cuba, el gobernante Miguel Díaz-Canel ha prometido tiempos mejores para el pueblo cubano, a pesar de reconocer el estado «crítico y negativo» de la opinión pública respecto al abastecimiento de la canasta básica.

Díaz-Canel, que ya parece haberse convertido en podcaster y querer competir con Randy Alonso y su Mesa Redonda, mencionó en una de sus emisiones a lo Aló Presidente (cubano), «cuatro dimensiones fundamentales» que afectan la disponibilidad de productos en la isla: el tiempo de distribución, la calidad de los productos, la composición de la canasta básica, y el proceso gubernamental para el suministro de alimentos.

Canel describió la situación en Cuba como muy crítica, especialmente en lo que respecta al abastecimiento de alimentos básicos, pero ofreció «soluciones».

El mandatario, en el segundo programa Desde la Presidencia, intentó explicar la escasez por la necesidad de importar alimentos, la falta de dinero y el aumento de los precios internacionales; y de todo, acusó a los EE.UU.

Díaz-Canel, siguió pidiendo confianza en el futuro y habla de «resistencia creativa» como vía para superar la crisis.

A pesar de prometer mejoras, reconoce implícitamente que la situación actual es insostenible, indicando una disponibilidad de arroz y trigo solo hasta junio.

La promesa de «tiempos mejores», pronunciada a lo largo de 65 años por los anteriores líderes, los hermanos Castro, queda, por tanto, en un futuro incierto, marcado por la escasez y las dificultades económicas, mientras la presión internacional sobre el régimen cubano se intensifica.

Estados Unidos incrementa las restricciones hacia el régimen cubano

Este anuncio se produce en un momento en que Estados Unidos incrementa las restricciones hacia el régimen cubano, incluyendo la prohibición de destinar fondos federales a empresas vinculadas con el gobierno cubano y la restricción de visas a funcionarios y empleados de gobiernos y organizaciones que contribuyan al tráfico de médicos cubanos.

Según se ha conocido hace apenas unas horas, Estados Unidos ha tomado medidas severas como parte de la Ley de Asignaciones Estatales, de Operaciones Extranjeras y Programas Relacionados para el Año Fiscal 2024, que incluyen un aumento en el presupuesto de Radio y TV Martí, la prohibición de uso de fondos federales para las pequeñas y medianas empresas cubanas (Mipymes) vinculadas al régimen, y la restricción de visas.

Estas acciones están diseñadas no para ahogar económicamente al régimen cubano tal y como reclama La Habana, sino que se hacen para promover la democracia en Cuba y responder a las violaciones de derechos humanos, incluido el tráfico de médicos cubanos, un tema que Estados Unidos ha señalado como una forma de tráfico de personas organizado por el gobierno cubano.

En medio de todo este contexto, el pueblo cubano se enfrenta a un panorama complicado, con promesas gubernamentales de mejoras que parecen lejanas frente a la realidad de una crisis profunda y prolongada.

Las medidas adoptadas por Estados Unidos buscan ejercer una presión adicional sobre el gobierno cubano, esperando inducir cambios positivos en la isla. Sin embargo, la eficacia de estas medidas y la capacidad del gobierno cubano para manejar la crisis interna siguen siendo puntos de interrogante.

te recomendamos leer: Aumento del precio del combustible: hasta los más revolucionarios se quejan del abuso

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+