Díaz-Canel insiste en llamar «odiadores» a denunciantes de corrupción en medios alternativos

Havana
nubes dispersas
23.2 ° C
23.2 °
23.1 °
100 %
1.5kmh
40 %
Lun
30 °
Mar
29 °
Mié
31 °
Jue
30 °
Vie
29 °

La lógica oficialista indicaba que el momento era de discursos e informes críticos más allá de publicitar  soluciones concretas en medio de la crisis económica y social imperante en Cuba y el libreto televisivo se cumplió en las dos jornadas de otra sesión parlamentaria.

Pero lo llamativo, entre varias cosas llamativas, es que la dirigencia arremete contra medidas antipopulares que ella misma ha provocado.

El mandatario Miguel Díaz-Canel ha dicho que las manifestaciones de delitos, indisciplinas sociales y corrupción «profundizan las desigualdades sociales» que es lo mismo, o parecido, a reconocer el surgimiento de una nueva clase pudiente vinculada a la propiedad privada y a empresarios criollos, confiables, dispuestos hablar lo mismo inglés, ruso que chino.

Como se esperaba Díaz -Canel ante la maraña de corruptelas «alertó sobre el empeño imperial de crear un clima de inseguridad y desconfianza ciudadana que fracture la unidad popular en nuestro país, y por eso constantemente exageran, apoyándose en odiadores.»

El vacío informativo sobre hechos de corrupción, negligencias, homicidios, violencia de género, robos, sucesos en general noticiosos y no sólo en la economía, sino en la cultura, el deporte y otras esferas de la vida cotidiana, ha sido llenado por los medios alternativos y blog personales surgidos en la última década sobre el tema cubano y a muchos el gobernante califica de «odiadores» o «provocadores» o «instigadores subersivos».

Las denuncias en estos medios paralelos han servido a la propia prensa oficial.en numerosos casos a hacer alusión a determinados hechos de interés público y obligando a la reacción de las instituciones involucradas.

Desde que fue instalado en el poder máximo por el nonagenario general Raúl Castro, presente en el auditorio, Díaz-Canel, que se recuerde no ha ofrecido una conferencia de prensa dentro o fuera de Cuba, al margen de sus encuentros con prensa oficial.

«Aquí hemos discutido con actitud y expresado nuestro rechazo y, en eso, tenemos un consenso», dijo. «Pero ahora hay que actuar con rigor, articulando la fuerza revolucionaria con la dirección del Partido y la participación de todo el sistema institucional, las organizaciones de masas e instituciones armadas, junto al pueblo»

«Estas –dijo– son esencias de la revolución cubana para enfrentar la actividad especulativa, la corrupción, la pillería, la burocracia, la mentira, la vulgaridad, la indiferencia de las personas y la molestia que ocasiona el irrespetuoso comportamiento de los lumpen», una arenga que ha sido escuchada desde las tribunas por varias generaciones. 

Pero el nuevo llamado a la «guerra contra la delincuencia», que puede aparecer en cualquier nivel con diferente forma, tiene una limitante importante reconocida por el propio vicepresidente Salvador Mesa al mencionar el bajo  completamiento y fluctuación de agentes del orden público, jefes de sectores de la policía , inspectores integrales y de otros organismos, gestores de cobros, auditores, fiscales, jueces, trabajadores sociales, entre otros.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+