Diario oficialista promociona consumo de producto cubano «Kestomix» y dice es «único en el mundo».

Havana
algo de nubes
31.2 ° C
31.2 °
30.9 °
35 %
2.6kmh
20 %
Sáb
31 °
Dom
31 °
Lun
30 °
Mar
29 °
Mié
31 °

El diario oficialista Escambray promociona por estas horas al «KestoMix», y anuncia que es un innovador suplemento dietético desarrollado en Cuba, específicamente en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Sancti Spíritus, que se destaca por su capacidad para combatir la enfermedad del hígado graso no alcohólico. En una tierra donde del litro de leche por la libre se pasó a un vasito, luego al cerelac, a la soya, a la moringa, y al sirope, bien que pudiera pensarse si, en una producción a gran escala, este producto no comenzará a repartirse por las bodegas en sustitución de la leche.

El KestoMix, resultado de un trabajo multidisciplinario y patentado en varios países, se fabrica gracias a la enzima KestoZyme, una fructosiltransferasa de origen vegetal. Esta enzima, producida con alta pureza y actividad específica, es clave en la producción del KestoMix, señala Escambray.

El producto, registrado como Sirope FOS 55%, se produce en colaboración con el Grupo Azucarero Azcuba y BioCubaFarma, y se espera su introducción en el mercado farmacéutico cubano como suplemento dietético accesible sin receta médica.

Su componente principal son los fructooligosacáridos (FOS), fibras solubles reconocidas por sus propiedades prebióticas y beneficios para la salud humana. Estos FOS se producen a partir del azúcar mediante un proceso biotecnológico, conservando las propiedades del azúcar pero sin ser cariogénicos ni digeribles en la parte superior del tracto gastrointestinal, lo que les confiere un carácter hipocalórico, añade en su nota el diario oficialista.

En el territorio espirituano, agrega la nota, ya se realizan estudios clínicos, y el portal oficialista señala que «han mostrado resultados prometedores en el tratamiento del hígado graso no alcohólico y otras enfermedades gastrointestinales.»

Estos estudios indican que el KestoMix favorece un balance saludable de la microbiota intestinal, mejorando así el sistema inmunológico y la calidad de vida.

Lo más «novedoso» – desde el punto de vista de la alimentación y los cambios a los que se ha visto obligado el cubano a recurrir en tiempos de crisis – es que aunque aún no se puede considerar un sustituto del azúcar, el KestoMix tiene potencial para modificar las costumbres nutricionales y ser utilizado en alimentos funcionales y fórmulas infantiles.

Dicho así, se avizora: el refresco de, el helado de, el dulce de,… Igualmente se teme la comperencia de Sobrino, el Ministro de la Alimenticia, diciendo que de tripas saborizadas y gallinas decrépitas nada, que el Kestomix es el tipo. O de Guillermo García, renunciando a jutías y avestruces a favor del Kestomix.

Parte de la duda se evacua cuando Escambray anuncia que la producción nacional y la comercialización en farmacias y mercados están en proceso, con la esperanza de que el KestoMix se convierta en un elemento esencial en la dieta y la salud de los cubanos.

Tal vez para el 2070, el cubano, en lugar de un plato de arroz congrí y carne de cerdo un 31 de diciembre, se coma un plato entero de Kestomix.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

30 HUEVOS para CUBA → $6.49ENVIAR AHORA