Declaraciones de Marco Rubio ponen «malo el picao» a cubanos que viajan reiteradamente a la isla

Havana
nubes dispersas
32.2 ° C
32.2 °
32 °
58 %
5.7kmh
40 %
Mar
32 °
Mié
31 °
Jue
33 °
Vie
32 °
Sáb
28 °

Declaraciones recientes hechas por el senador estadounidense Marco Rubio durante una sesión del Senado realizada el 8 de noviembre se esparcieron como pólvora en las redes sociales y provocaron fuertes miedos entre la comunidad cubana residente en los Estados Unidos con relación a la eliminación del «privilegio» de refugiados políticos que ostentan la mayoría de ellos.

Otra vez vuelve a sonar el tema, esta vez en la voz de un influyente senador cubanoamericano y otra vez vuelven a dividirse los criterios entre los cubanos en las redes sociales.

Marco Rubio cuestionó la validez del estatus de seguir considerando como refugiados políticos a aquellos cubanos que regresan a Cuba poco después de haber sido acogidos en EE.UU.

Durante una audiencia del Senado, Marco Rubio interrogó al secretario del Departamento de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, y le habló sobre cubanos que, tras obtener el estatus de refugiado político, viajan frecuentemente a Cuba.

Primero que todo una salvedad. Tanto Rubio como Mayorkas, son cubanoamericanos de primera generación. Los padres, tanto del uno como del otro, son cubanos que huyeron de la isla después de 1959 y que fueron refugiados en Estados Unidos y jamás regresaron a Cuba. Ni ellos, ni sus hijos. Ni Rubio ni Mayorkas, por más que les guste la ropa vieja y la música cubana, han regresado al país del cual huyeron sus padres.

Pero más allá de sentimientos y herencias culturales, Rubio fue a la llaga del escabroso asunto.

Destacó, por ejemplo, cómo estos refugiados reciben beneficios como dinero en efectivo, cupones de alimentos y Medicaid, que incluso otros inmigrantes de otras naciones no reciben hasta después de cinco años, y cómo cambian – por ejemplo – la ayuda económica que les da el gobierno de los Estados Unidos que se deposita en las tarjetas de Food Stamp, por dinero en efectivo que acumulan, y que luego lo llevan a Cuba.

Sin embargo, y si bien ya eso de por sí es complicado, Marco Rubio fue más allá y expresó su preocupación, no como cubanoamericano, sino como Senador de los Estados Unidos, que hay un inmenso número de cubanos que regresan a Cuba, el país del cual supuestamente huyeron por persecución política, apenas obtienen su residencia. Una residencia a la que pueden aplicar, como ningún otro inmigrante, al año y un día de estar en los Estados Unidos.

Marco Rubio sugirió que esos cubanos que llegan a los Estados Unidos, y en su argumentación ante las autoridades de los Estados Unidos de por qué quieren quedarse en el país argumentan que son perseguidos en la isla, deberían perder su estatus de refugiado si regresan al país del cual alegaron, un año antes, que venían huyendo.

Rubio dijo que algunos viajan hasta varias veces al año a Cuba, pasan el verano, e incluso hasta tres meses allí.

Su argumento no incluye aquellos que, deben viajar a la isla por un motivo de peso, incluso si vinieron huyendo del régimen cubano. Es decir, que el senador que ahora muchos cubanos argumentan en las redes «que es peor cuña que el mismo palo», no parece mencionar en su argumento que se le retire el status de refugiado a aquel que, por motivos personales serios, digamos la enfermedad de una madre, un padre, un hijo o una esposa, debe viajar a la isla. Rubio se opone a los «del relajito». A aquellos que llegan, dicen que vienen huyendo de la persecución política o religiosa, piden refugio o Asilo Político, y al año y un día, aplican para la residencia, y apenas la obtienen, hasta ejercen como mulas viajando repetidamente durante el año a la isla. A veces hasta dos veces al mes. O incluso más.

Mayorkas prometió estudiar el asunto y responder con argumentos legales.

En este punto pudiéramos hacer una salvedad para quienes leen. Cada vez que Usted sale de los Estados Unidos y regresa, se enfrenta a un proceso de re admisión al país, y es potestad del oficial de Inmigración que está en la frontera, analizar su caso, dejarlo pasar luego de un chequeo de rutina, inspeccionarlo o no, e incluso sugerir a un oficial superior que se le revoque su residencia, si a su criterio él entiende que Ud. está abusando de su estatus de residente de los Estados Unidos.

tal vez quieras leer: Controversia por la protesta de cubanos con I-220A frente al Versailles, en Miami

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+