Cubana que busca a su madre biológica recibe un detalle esperanzador

Havana
cielo claro
29.2 ° C
29.2 °
29.2 °
42 %
2.1kmh
0 %
Jue
30 °
Vie
31 °
Sáb
31 °
Dom
31 °
Lun
31 °

En una emotiva búsqueda que traspasa fronteras y décadas, una mujer cubana ha emprendido una misión para encontrar a su madre biológica, Lidia Maria Chirino Hernández, quien salió de Cuba en 1980 durante el éxodo del Mariel. A pesar de no haber recibido aún pistas concretas sobre el paradero de su madre, un giro inesperado ha traído un rayo de esperanza a su larga búsqueda.

La historia de esta cubana, que se ha extendido por redes sociales y medios de comunicación en un llamado desesperado por información, toma un nuevo rumbo con la aparición de una ficha policial.

La mujer fue entregada en adopción siendo apenas una bebé de 7 meses por la propia Lidia Maria, ha vivido sin conocer el amor y el rostro de su madre biológica. Lidia, descrita físicamente muy similar a la madre adoptiva de la buscadora, vivía en la calle 50 de Varadero y es natural de Villa Clara. Fue entregada a la dentista Alejandra Ayestaran Gonzales y al chófer Benito Raymon, convirtiéndose en parte de una nueva familia sin olvidar sus raíces.

La información sobre Lidia Maria ha sido escasa y fragmentada, proveniente de amigos como Francis y Orlando Valenzuela, quienes conocieron parte de su historia. La hija, ahora adulta, ansía más que nunca descubrir el paradero de su madre y comprender las circunstancias que las separaron.

El descubrimiento de una ficha policial podría ser la clave para desentrañar el misterio de décadas y finalmente reunir a la familia. La mujer ha hecho un llamado a la comunidad, pidiendo ayuda para establecer contacto con esta persona que a todas luces parece ser su madre.

Y sí, el parecido entre ambas es evidente.

«Busco a quien pueda tomar 5 minutos y compartir, se le agradece de corazón. Contactar conmigo al +5351572206», es el mensaje desesperado de esta mujer que no ha dejado de buscar a su madre desde que tuvo la capacidad de entender su historia. Con la esperanza renovada por la aparición de esta ficha policial, pide la colaboración de todos para lograr lo que parece ser un sueño lejano: el reencuentro con su madre, Lidia Maria Chirino Hernández.

La comunidad, tanto en Cuba como en el extranjero, se ha movilizado en apoyo a esta causa, demostrando el poder de la solidaridad y la empatía, y en las últimas horas otra buena noticia parece haber surgido.

Margarita Adriana, una administradora y colaboradora destacada en la búsqueda, recibió una pista de otra «experta» buscando gente online: Desiré Vichot.

Esta última le dijo que buscara por esta fecha: 3/8/1955. Y…

Y es que la obtención de datos vitales, como la fecha de nacimiento de Lidia Maria, para facilitar la búsqueda entre registros que podrían coincidir con varias personas del mismo nombre, era fundamental.

Aparentemente Margarita Adriana se ha puesto en contacto con Celena, así que esperamos nuevos acontecimientos relacionados con este caso.

La historia destaca la importancia de la solidaridad y el apoyo comunitario en la búsqueda de seres queridos perdidos, demostrando cómo la tecnología y las redes sociales pueden ser herramientas poderosas en estas misiones personales.

Aunque el camino hacia el reencuentro parece estar lleno de obstáculos, la determinación de esta mujer y el apoyo de la comunidad mantienen viva la esperanza de que, finalmente, madre e hija puedan encontrarse y abrazarse, cerrando un capítulo de incertidumbre y comenzando uno nuevo lleno de amor y reunión familiar.

tal vez quieras leer: Mejores amigas la infancia se reencuentran en Miami 30 años después

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+