«Cuba ya no es la capital mundial del cigarro»

Havana
muy nuboso
24.2 ° C
24.2 °
24.2 °
100 %
2.1kmh
75 %
Vie
30 °
Sáb
29 °
Dom
29 °
Lun
29 °
Mar
29 °

Cuba ya no es la capital del cigarro a nivel mundial, sino que ha sido desplazada por un vecino, República Dominicana, según publica el semanario The Spectator

De acuerdo con lo que precisa la revista británica, el auge de la producción de cigarros en tierra quisqueyana se remonta a 1959, cuando en Cuba, hasta entonces, “por mucho”, “el principal exportador de cigarros del mundo”, fue nacionalizada la industria.

A tenor con The Spectator, el hecho de que los productos cubanos no pueden importarse legalmente a Estados Unidos, el mercado más grande del mundo para el comercio de cigarros, es el principal “combustible” detrás del éxito de este negocio en Dominicana.  

Tras el triunfo de la revolución cubana en 1959, muchos de los mejores productores se mudaron a una “un poco menos restrictiva” República, donde el desarrollo del tabaco se vio favorecido por el asesinato del dictador Rafael Trujillo, quien “dirigía el negocio de los cigarros con vara de hierro”, y por la prohibición de la venta de cigarros cubanos en Estados Unidos. 

Recientemente la empresa mixta hispano-cubana que lidera la comercialización de puros premium, Habanos S.A., dijo que en 2022 ingresó 545 millones de dólares, lo que significó un incremento anual del 2%. No obstante, es un monto que ha crecido considerablemente por “el aumento vertiginoso de los precios de los cigarros cubanos”.

Según la revista Forbes, hace poco Habanos S.A. presentó en España un estuche de 15 puros, con un precio de 3.150 euros, o sea, unos 3.480 dólares estadounidenses (232 por habano). Además, el puro Cohiba Behike, el tabaco insignia de la compañía, presentado como el “más caro del mundo”, cuesta 400 dólares.

Sin embargo, en República Dominicana por el mismo concepto se registran cifras de mil millones de dólares hace casi tres años. Allí los cigarros representan ya la quinta exportación más grande después del oro, los productos eléctricos y textiles, y los equipos médicos.

Dicho crecimiento no se debe solo a que se ha disparado la producción de cigarros hechos a máquina, con más de 50 fábricas que emplean a más de 120.000 personas, sino que República Dominicana lidera también el campo en los ‘de lujo’ hechos a mano, “por los que Cuba ha sido famosa durante mucho tiempo”. 

No fue hasta el “boom de los cigarros”, a principios de la década de 1990, que República Dominicana comenzó a adelantar a Cuba y Nicaragua. Hasta el momento, el país quisqueyano no aparecía en los primeros lugares de ventas globales ni entre los mejores productores de cigarros “distinguidos y sofisticados”.  

Para los expertos, este cambio se ha dado tras décadas de escasez mundial de cigarros y porque la calidad del tabaco dominicano ha crecido gracias a la inversión y la innovación constantes que ha permitido el capital privado, en lugar de ser estatal como en Cuba, donde en una treintena de talleres se manufacturan las alrededor de 100 millones de unidades que se exportan a unos 150 países. 

The Spectator señala que “Cuba ha sufrido una combinación de desastres naturales y la pérdida de rodillos veteranos que se retiraron o fallecieron”, por lo que la falta de oferta “ha llevado a los minoristas globales a almacenar una cantidad cada vez mayor de cigarros del Nuevo Mundo”, y ha elevado “el interés en los de República Dominicana”.

¿Qué se fuma en el que fue el “país del tabaco”?

Lo cierto es que Habanos S.A., creada en 1994 entre Cubatabaco y Altadis, una compañía española propiedad de la inglesa Imperial Tobacco Group PLC, mantiene el dominio del 40% del mercado global del tabaco premium y el control de hasta un 80% de las ventas de cigarros hechos a mano en todo mundo, pero a cubanos como Rigoberto cada día les cuesta más fumar. 

Este ingeniero retirado, que vive en el municipio habanero de Boyeros, explica que, a través de la libreta de abastecimiento, que regula la distribución de productos subsidiados para los cubanos, una vez al mes dan en la bodega cuatro cajas de cigarrillos por adulto. Casi siempre lo que ofrecen es H. Upmann sin filtro, a 17,50 pesos la caja. “Y, en ocasiones, dos tabacos, porque a veces no hay”. 

También de manera normada, pero en la tienda, mensualmente venden “una rueda de cigarros”, que puede ser de la marca Popular Rojo con filtro, o H. Upmann, “con filtro o sin filtro”: “el que haya disponible”. Allí el sin filtro lo comercializan a 17,50 la caja, por lo que “la rueda” sale en 175; la de Popular Rojo vale 21 pesos, por lo que la rueda cuesta 210; y el H. Upmann con filtro, que es el más caro, a 24,50 la caja o 245 pesos el cartón. 

Lo que ocurre en Cuba es que los cigarros son revendidos de forma clandestina a precios mucho más elevados. Según la marca, es lo que cuestan, indica Norma, quien reside en Centro Habana. “Los suaves son los más caros: a 350 y 400 pesos la caja”, apunta. 

Esta ama de casa, que fuma desde hace 30 años, asegura que desde la pandemia “se ha vuelto una odisea dar con una caja de cigarro”, amén de que “nunca en mi vida” he podido probar “un tabaco bueno”.

El propio Rigoberto, que tiene una amigo que ha resuelto “por la izquierda” cigarros vietnamitas, coincide en que “los mentolados valen carísimos” y son “inalcanzables” para el cubano de “a pie”, cuyo salario medio en 2021 era de poco más de 3.800 pesos, o sea, el equivalente a unas 11 cajas de cigarros a precio informal.    

Del mismo modo, este abuelo de 71 años aclara que no sabe “de dónde la gente saca” el cigarro Criollo, que es de los más fuertes y “ya no lo dan en la bodega”, mas lo venden a 40 o 50 pesos. “Por fuera”, el H. Upmann sin filtro tiene un costo de 60 pesos, y con filtro, de 100, al igual que el Popular Rojo.

Por un lado, la población de la isla se encuentra en un punto crítico respecto al alcance de su poder adquisitivo y muchos cubanos intentan liberar el estrés fumando. Por otro, los datos oficiales indican que en Europa se concentra el 50% de las ventas del puro cubano. España, Francia y Alemania aparecen entre los países europeos que más lo demandan.

No obstante, desde 2020 China desplazó a España como el principal mercado de habanos cubanos. Actualmente la región Asia-Pacífico suma el 19% de las ventas de habanos, uno de los principales rubros de exportación y de los sectores que más aporta anualmente al Producto Interno Bruto de la isla.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+