Cuba: Gobierno «limpia la casa», pero algunos dicen NO

Havana
muy nuboso
30.2 ° C
30.3 °
30.2 °
66 %
1.5kmh
75 %
Lun
30 °
Mar
30 °
Mié
31 °
Jue
31 °
Vie
31 °

Yoani Sánchez y Jose Daniel Ferrer – por ejemplo – continúan resistiéndose a las malsanas insinuaciones de parte de la Seguridad del Estado en Cuba, y han reafirmado en más de una ocasión que ellos permanecerán en Cuba; morirán en Cuba, y serán enterrados en Cuba. Ambos son par de piedras que se ha encontrado el régimen cubano en su aspiración de «limpiar la casa», o lo que es lo mismo: en su afán de quitarse de encima a las figuras que le son incómodas.

El caso de Ferrer es más que significativo. De 51 años, y detenido el pasado 11 de julio, fue uno de los integrantes del grupo de 75 disidentes arrestados por el gobierno en la mal llamada «Primavera Negra» del 2003, a quienes acusaron de ser agentes estadounidenses en la isla, pero uno de los pocos que no cambió su condena por una salida al exterior, para España, gestionada por la Iglesia Católica cubana.

Más de una docena de prisioneros políticos de la Primavera Negra de 2003 se marcharon del país. Las condenas recibidas oscilaron entre 6 y 28 años de cárcel. Los últimos dos presos en ser liberados, salieron de la cárcel a principios del 2011.

Uno de ellos fue Félix Navarro. El otro Jose Daniel Ferrer. Ferrer García había sido condenado a 25 años de encierro por «delitos contra la seguridad nacional».

Su esposa, ahora, asegura que ha recibido muchas invitaciones para salir del país, pero José Daniel se niega a abandonar la isla.

Yoani Sánchez también.

Camila Acosta, periodista y corresponsal en Cuba del periódico conservador español ABC, tambien se niega a salir del país.

En mayo de este año, desde La Habana alertaban que otra especie de Primavera Negra se estaría gestando en la isla, aunque la diferencia entre «aquellos» del 2003 y estos del 2021 es notoria. Periodistas, escritores,… aquellos.

«Hoy el blanco son los artistas, jóvenes que no están dispuestos a resignar su libertad de expresión ante autoritarismos retrógrados,» gente que ha desnudado una falla en el gobierno, que cada día se vuelve más incapaz de «silenciar a sus críticos mediante la violación de sus derechos humanos,” señala el portal Infobae.

A no pocos activistas y disidentes, líderes de opinión y opositores, se les ha sugerido la idea de marcharse del país; y las autoridades hasta han colaborado en la salida de algunos de ellos.

Hoy, se hallan fuera, temporal o forzosamente definitivos, entre otros, las historiadoras del arte Camila Lobón, Katherine Bisquet y Anamely Ramos; el rapero conocido como «El Funky»; los artistas plásticos Tania Bruguera y Hamlet Lavastida. También llegó recientemente a Miami la youtuber Ruhama Fernandez.

En la isla «quedan», Luis Manuel Otero Alcántara y el rapero Maykel «Osorbo»; pero no son los únicos. Allá también están: Esteban Rodríguez, Mary Karla Ares y Thais Mailén Franco, entre otros.

Y ese «entre otros», es la frase que la Seguridad del Estado cubana, en representación del gobierno de la isla, no acaba de entender. Tampoco el gobierno cubano lo ha entendido, y es sencillo: no son los únicos. Son muchos más. Y si la teoría que ellos tienen y a lo que aspiran – limpiar la casa – es la idea que ellos tienen para construir un mejor país, pues deberíamos decirle «lo siento, pero están equivocados».

A juzgar por lo visto desde los sucesos de Damas 955 (San Isidro), el 27N, 27Ene y 11J; a juzgar por la presencia y fuerza cada vez mayor del Grupo Archipiélago entre cientos de jóvenes cubanos, esa «casa limpia» a la que aspira la cúpula gobernante, parece una de las tantas quimeras que le vendieron en el pasado al pueblo cubano.

Noticia en Cuballama Noticias: G-2 preocupado por «qué ven en Yunior García»

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+