Caimanera, nuevo epicentro de descontento popular en Cuba

Havana
lluvia de gran intensidad
25.2 ° C
25.3 °
25.2 °
94 %
4.1kmh
75 %
Sáb
25 °
Dom
29 °
Lun
28 °
Mar
30 °
Mié
31 °

Caimanera, capital del municipio del mismo nombre en la oriental provincia de Guantánamo, cambió este sábado su tradicional fisonomía apacible de pueblo humilde y trabajador. Las calles fueron otras, distintas, las de una muchedumbre que las colmó bajo el insurgente grito de Libertad, tampoco como para sorprenderse en una región que ha pasado a la historia de Cuba signada por la rebeldía.

Esta comunidad, de edificaciones sencillas como su gente parece haber cogido por sorpresa a las autoridades de una de las provincias más empobrecidas de Cuba, fuerzas que mantienen una estricta vigilancia en ese municipio el más pequeño de la isla por sus límites geográficos fronterizos con la base naval de Estados Unidos, el único en Cuba con esas características. 

Fundada en el siglo XIX, es una localidad con una superficie de 362.9 kilómetros cuadrados y una población de más de 11 mil habitantes, ubicada en el extremo más oriental del país. 

Quien puede llegar a Caimanera, con el salvoconducto otorgado por las instituciones oficiales, sabe que está en terreno minado y no es una metáfora. Una cerca separa la frontera custodiada por jóvenes soldados armados de las dos naciones en pugna durante más de seis décadas y con suelo con peligro de explotar.

La hierba áspera abajo y encima los aviones de ambos lados con vuelo rasante que parecen lanzar una constante advertencia. La adrenalina se siente y hasta se huele. No se llega hasta allí, solo si el gobierno local y el partido comunista quieren mostrar su poder para controlar tierra cubana contra el tan llamado a diario por los medios de comunicación y la élite gobernante “enemigo imperialista”.

Los mismos que hoy están asegurando (para restar importancia al malestar de los caimanerenses ante tanta precariedad en que viven) que las protestas, ocurridas a solo tres años de las del 11J que conmovieron la isla de una punta a otra, fueron cosa de un pequeño grupo “en estado de embriaguez” en tanto los medios internacionales, sobre todo de Estados Unidos y España, afirman, tratan de mostrar al mundo una versión falaz de la vida cotidiana del pueblo cubano.

Lo cierto es que las imágenes no mienten y no fue un grupito quien estalló en ira contra el gobierno por la miseria, la falta de alimentos y otros insumos, y derechos humanos elementales para existir en libertad, lo que se demostró de inmediato cuando la fuerzas represivas desplegaron en el poblado las boinas negras y rojas al tiempo que corajudas mujeres y participantes en general fueron víctimas de golpes, bastonazos, apresamientos y una lista de injurias solo por reclamar pacíficamente sus derechos a la vida.

Por Caimanera comenzó de nuevo a estallar la rebeldía y la molestia del maltratado pueblo cubano, pero expertos internacionales estiman que este verano puede ser complejo en el país. Los cubanos de abajo, la mayoría, están cansados de tantas dificultades en una isla donde en los años 60 se instauró por las armas una revolución liderada por el extinto Fidel Castro, con promesas de un futuro mejor que en palabras se deshizo.

.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+