Actriz cubana Limara Meneses preside ONG en apoyo a las madres en EE.UU.

Havana
nubes dispersas
34.2 ° C
34.2 °
34.2 °
40 %
5.7kmh
40 %
Jue
34 °
Vie
33 °
Sáb
31 °
Dom
31 °
Lun
31 °

‘Ser mamá es de madre’, que se estrenó en 2020 como un canal de entrevistas para brindar ayuda y educación sobre la maternidad, conducido por la actriz cubana Limara Meneses en las tardes de domingo a través de YouTube, se estableció recientemente en una Corporación Sin Fines de Lucro, con sede en Marietta, Georgia, Estados Unidos.

Como anfitriona de ‘Ser mamá es de madre’, y ahora presidenta de la ONG homónima, esta creadora de contenidos, casada con un informático cubano y devenida consejera y hasta psicóloga para muchas mujeres, lidera la expansión de ‘Ser mamá es de madre’, que ya provee servicio de ayuda terapeútica a varias madres, y explora las formas más efectivas de apoyarlas y de asesorarlas. 

Permeada siempre por la experiencia que tiene como madre de cuatro niñas, Meneses se afianza como una figura representativa cubana en cuanto a maternidades se refiere, ya que desde hace años ha visibilizado de manera sostenida las voces de madres influyentes: actrices, cantantes, influencers, humoristas, fotógrafas, que hablan por ellas mismas y teniendo en cuenta a aquellas que necesitan expresarse y “no tienen cómo”.

Sobre los desafíos de esta “nueva y retadora” experiencia Limara conversa con Cuballama Noticias, empeñada en hacer la diferencia y sensibilizar a quienes la rodean, escapando siempre de encasillamientos y prejuicios y como una emigrante despojada de toda la morbosa miseria “con las que hemos dado la vuelta al mundo las mujeres mulatas cubanas”, según me dijo en otra entrevista. 

-¿Qué es lo mejor que gana ‘Ser Mamá es de Madre’ como una corporación sin fines de lucro? 

-Gana legitimidad y estructura para impulsar su misión. Este estatus nos permite acceder a recursos y colaboraciones que antes eran inalcanzables, desde donaciones hasta asociaciones con otras organizaciones. Además, amplía nuestro espectro al posibilitar un alcance más amplio, no sólo en términos geográficos, sino también en la profundidad de nuestros programas y servicios. Podemos tocar más vidas, entender mejor las necesidades de las madres, y actuar de manera más eficaz y coordinada.

-¿Cuando comenzaste este proyecto como un podcast, pensabas que podía llegar a crecer tanto?

-Cuando lo inicié mi enfoque era compartir experiencias y conocimientos. Nunca imaginé que evolucionaría a lo que es hoy. El crecimiento orgánico y la petición del público por más contenido y participación, como nuestro show en YouTube, fue una grata sorpresa. Esto refleja la necesidad y el interés genuino en temas de maternidad y de familia, y me hace sentir orgullosa de haber escuchado y respondido a las demandas de nuestra comunidad.

-¿Cuánto puede ayudar esto a las madres, sobre todo latinas y especialmente cubanas, en Estados Unidos?

-Nuestro enfoque en las madres latinas, y en particular en la comunidad cubana, es crucial. En Estados Unidos enfrentan desafíos únicos debido a diferencias culturales, barreras lingüísticas y, a veces, limitaciones socioeconómicas. Nuestra plataforma ofrece un espacio seguro donde pueden encontrar apoyo, información y una comunidad que entiende sus experiencias específicas. Les brinda herramientas para navegar mejor en su rol de madres y les ayuda a integrarse de manera más efectiva en la sociedad estadounidense, manteniendo al mismo tiempo sus raíces culturales.

-¿Qué falta para llegar al estatus que buscan obtener actualmente? 

-Estamos en proceso de obtener el estatus 501(c)(3), que implica completar la documentación requerida, como el Formulario 1023 para el Servicio de Impuestos Internos (IRS por sus siglas en inglés), y asegurarnos de cumplir con todos los criterios necesarios. Obtener esta categoría sería un hito, ya que nos permitiría recibir donaciones deducibles de impuestos, acceder a subvenciones exclusivas para entidades exentas de impuestos y, en general, ofrecer más confianza y transparencia a nuestros donantes y colaboradores.

-¿Cuáles son para ti los mayores desafíos que enfrentan las madres en un mundo donde cada vez más mujeres se niegan a tener hijos?

-El desafío más grande es la comprensión y el respeto mutuo en un mundo de perspectivas diversas sobre la maternidad. Respeto profundamente la decisión personal de no tener hijos, aunque me conmueve, pues veo la familia y la maternidad como un legado vital. En un mundo que se encamina hacia una sociedad envejecida, el papel de los jóvenes, los niños de hoy, se vuelve crucial. Las madres de hoy están preparando a la generación que sostendrá y cuidará la sociedad del mañana. Es un equilibrio delicado entre respetar las elecciones individuales y reconocer la importancia crítica de criar y educar a la próxima generación, no solo para el mantenimiento de la sociedad, sino también para la creación y el mantenimiento de legados y valores familiares a largo plazo.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+