Connect with us

Cuba

¿Qué más debe derrumbarse en La Habana?

Published

on

derrumbe habana
Perfil de FB Canal Habana

El dolor por perder todo lo material es insignificante cuando hay que lamentar la vida de un ser humano. Hay responsables, claros, la desidia y la negligencia de quienes gobiernan. ¿Qué más debe derrumbarse en La Habana?, se preguntan muchos

La prensa oficialista cubana en una información de esas que muchos colegas de la isla prefieren no escribir -porque saben será revisada hasta la saciedad para que no se escape ningún detalle- confirmaba el último derrumbe en la capital de Cuba. “A las 7:00 pm de este miércoles 16 de septiembre se reportó el derrumbe de un edificio multifamiliar ubicado en la calle Cuba, entre Luz y Acosta, municipio de La Habana Vieja”. ¿Qué más debe derrumbarse en La Habana?

Posteriormente el dócil diario Tribuna de La Habana, siempre atento a los designios del gobierno, actualizaba la nota “cuidadosamente” con la muerte de una mujer que había quedado atrapada entre los escombros.

“Los integrantes del Comando 1 del cuerpo de Rescate Y Salvamento y la Cruz Roja laboraron por más de 6 horas para rescatar a una señora que permanecía atrapada entre los escombros. Dolorosamente el derrumbe provocó su fallecimiento”.

La persona que murió en el derrumbe de la calle Cuba, entre Luz y Acosta, fue identificada en una nota de la colega Luz Escobar, del medio independiente 14yMedio: Rosa María Soltis Cuella, de 60 años.

El lamentable estado de gran parte del fondo habitacional de La Habana es más que sabido. Muchos vecinos de estas viviendas cuando arrecian las lluvias en la capital cubana, temen por sus vidas. Pero pese al peligro se resisten a ser trasladados a albergues, porque saben que la estancia allí puede ser eterna. Las redes sociales están llenas de denuncias al respecto.

Desde Cubacomenta hemos reportado algunos casos. Hace apenas un mes, a inicios de agosto pasado, contábamos la experiencia de los vecinos del edificio de Árbol Seco, entre Estrella y Maloja. Reynier Morales, residente allí, nos decía:“ Todo esta humedad y polvo lo estamos tragando mis vecinos, mi familia y yo … (ancianos, niños ); eso sin pensar que en algún momento alguno de nosotros no estará para contarlo”.

Pero hay mucho más. El inmueble de Zulueta 505, entre Monte y Dragones. A finales de julio pasado, “las fuertes lluvias provocaron el desplome de dos de los apartamentos y obligaron a salir a nueve familias con sus pertenencias, un total de 22 personas, entre ellos 3 menores de edad”.

El jueves 23 de julio fallecía la cubana María Magdalena Olivares Miller, de 68 años, por un derrumbe parcial que dejó atrapada bajo los escombros. Fue al amanecer en Monte 1061 entre Fernandina y Romay, en el municipio Cerro.

En marzo de este año, en Inquisidor 515, entre Luz y Acosta, perdía la vida Rolando Mulen Rodríguez, de 26 años, y resultaba lesionado otro joven de tan solo 19.

Probablemente el caso de las tres niñas muertas por el derrumbe de un balcón en el barrio de Jesús María -ocurrido a fines de enero- y la manera en que la prensa oficialista cubrió el hecho, irritaron a muchos cubanos.  Fue la tapa al pomo.

La desidia y la negligencia de los gobernantes ante esta descarnada realidad,  que soportan muchos residentes en La Habana, contrastan con los rumores de que algunos emparentados con el poder -como Mariela Castro o Vilma Rodríguez Castro- poseen mansiones en Miramar para alquilar. Según un artículo de Cibercuba,”vecinos de 7ma. Avenida e/ 66 y 70 confirmaron que Mariela (Castro Espín) y su marido estuvieron viniendo todos los días, a las cuatro de la tarde, en vehículos diferentes, a comprobar el avance de las obras, que detuvieron cuando lo de las tres niñas muertas en el derrumbe de La Habana”.

El 23 de febrero El Estornudo publicaba “Tres niñas cubanas” del periodista Carlos Manuel Álvarez. Una mirada próxima a Jesús María y su gente con el paso de los días. Ya nunca más se escucharían las voces de Lisnavy, Rocío y María Karla. “Pareciera que le fue sacado el sonido al lugar, manteniendo, sin embargo, la gestualidad estridente. Es la cinta muda de un carnaval de tristeza”, escribe Carlos. Y con el desconsuelo los que estamos lejos rogamos porque nada más tenga que derrumbarse en la capital de todos los cubanos.

Neus Francino

Puede leer también: Mapa de Google alerta sobre potenciales derrumbes en La Habana

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Súper Bono en Cuballama! 40 CUC + 1GB DATOSRECARGA AQUÍ
+