Connect with us

Cuba

#MiEdificioSeCae: el grito desesperado de otro habanero

Published

on

Perfil de FB Reynier Morales

Si cada habanero que se encuentra en peligro cuando duerme, denunciara su situación con el hashtag #MiEdificioSeCae, probablemente se viralizaría en redes sociales

Si no fuera porque dan verdaderas ganas de llorar los testimonios de algunos que malviven como pueden, el estribillo de los Van Van -aquel de “que La Habana no aguanta más”- debería ser entonado muy alto.  Otro habanero lo ha denunciado en su perfil de Facebook: #MiEdificioSeCae.

Puede leerse en el post del actor Reynier Morales:”Hace un tiempo vino una brigada a arreglar este edificio, aquí la prueba y el resultado de su trabajo”.

Cuesta creer, visto lo visto, que una brigada haya estado en el inmueble. ¿Qué hicieron exactamente? ¿Algo solucionaron del lamentable estado de esta edificación? O, por el contrario, los materiales se desviaron para resolver a amigos o quizás venderlos en el mercado negro? Ya sabemos cómo funciona Cuba. Pero insisto en que la responsabilidad no es de la brigada, el mal es de raíz: la ineficiencia de quienes gobiernan, por donde quiera que se mire.

Prosigue el post de Reynier, que no precisa la ubicación exacta del inmueble habanero, #MiEdificioSeCae: “Todo esta humedad y polvo lo estamos tragando mis vecinos, mi familia y yo … (ancianos, niños ); eso sin pensar que en algún momento alguno de nosotros no estará para contarlo”.

Y es cierto, de nada valdrán lamentos, excusas y justificaciones de medio pelo, como las que publicó la prensa oficialista cuando en enero de este año tres niñas murieron en el barrio habanero de Jesús María por el derrumbe de un balcón.

Luego se han sucedido otros lamentables sucesos: en marzo pasado un joven de 26 años moría tras un derrumbe en la calle Inquisidor # 514, entre Luz y Acosta (La Habana Vieja) y otras dos personas eran reportadas como graves. Hace tan solo dos semanas, una mujer de 68 años fallecía tras quedar atrapada entre los escombros en Monte 1061 entre Fernandina y Romay, en el municipio Cerro.

Lo que más duele es la desidia y negligencia de quienes gobiernan, siempre dispuestos a señalar a otros como los culpables de cualquier desgracia que suceda en la isla. Se acumulan decepciones e impaciencias entre muchos cubanos, que ya se hartaron del silencio.

Ania Liste

Puede leer también: Mapa de Google alerta sobre potenciales derrumbes en La Habana

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡30 CUC de BONO EXTRA! Por 20 CUC reciben 50 CUCRECARGA AQUÍ
+