Una cubana podría estar implicada en tráfico de huesos humanos

Havana
nubes dispersas
34.2 ° C
34.2 °
34.2 °
46 %
2.1kmh
40 %
Dom
34 °
Lun
34 °
Mar
33 °
Mié
33 °
Jue
33 °

Los huesos de tres mujeres y un hombre, quienes murieron durante su juventud en el pasado siglo, fueron hallados por la policía en una tienda de santería, perteneciente a una cubana con residencia española, quien aseguró procedían de Cuba.

En una nota aparecida en el diario El Mundo, se asegura que al emitir el informe, las autoridades del departamento de Arqueología Forense de la Universidad Autónoma de Madrid indicaron que “se trata de restos robados de un osario o de restos de las exhumaciones de la Guerra Civil, probablemente seleccionados por su buena conservación y similitud”, puntualiza la nota. Y aunque no precisa la fecha, ni la causa de la muerte, sí aseguran que tuvo lugar durante el siglo XX.

“Del análisis macro y microscópico, se deduce que los huesos están en una fase mediada/avanzada de evolución, por lo que su intervalo postmorten es superior a los 20 años con seguridad y probablemente pueda duplicar esta data o triplicarla”.

El hallazgo se compone de cuatro tibias, tres derechas y una izquierda, encontradas en perfecto estado, las cuales por motivos religiosos se mantenían cubiertas de alquitrán, brea y plumas en un santuario donde también se hallaron unos cuernos de uso frecuente en rituales de santería junto con brebajes y restos de animales, cuya procedencia y tráfico está siendo investigado por la policía.

En el documento forense se precisa además que los huesos pertenecen a cuatro personas diferentes, puesto que al intentar emparejar dos de ellos se pudo apreciar la diferencia de longitud que impide asegurar su pertenencia a un mismo cuerpo.

Asimismo se constató que los individuos eran de raza blanca y de corta edad ya que no presentaban “signos de degeneración artrósica de ningún tipo, ni crecimiento osteofítico”.

huesos
El hallazgo se compone de cuatro tibias, tres derechas y una izquierda, encontradas en perfecto estado, las cuales por motivos religiosos se mantenían cubiertas de alquitrán, brea y plumas en un santuario. Foto El Mundo.es

Sin embargo, aseguraron las autoridades, que los huesos no solo fueron manipulados en tiempos anteriores a los que corren, sino que fueron robados de alguna tumba o sitio donde permanecían los cadáveres, un lugar donde no fueron alterados por raíces de árboles, ni por animales, detallan.

La dueña de la tienda, una cubana cuya identidad no se ha hecho pública, cargó con varias denuncias en su contra debido a los malos manejos en la administración y la tenencia de artículos ilegales.

Las autoridades mantienen la investigación para tratar de definir si la propietaria está implicada o no en el tráfico de cadáveres y esqueletos humanos, pero hasta el momento no se precisan pruebas al respecto, con lo cual la tienda y los huesos siguen siendo custodiados.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+