Turista español se aventura a comer en las calles de Cuba tamal, frituras, pizza y pan con croqueta

Havana
cielo claro
29.2 ° C
29.2 °
29.2 °
42 %
2.1kmh
0 %
Jue
30 °
Vie
31 °
Sáb
31 °
Dom
31 °
Lun
31 °

El turista español, en dos momentos, pidió literalmente agua por señas, porque no le fue fácil bajar el tamal y el pan con croqueta por la garganta.

Un turista español decidió vivir una auténtica experiencia gastronómica en Cuba, sumergiéndose en la cultura local a través de sus sabores callejeros. Su recorrido lo llevó por las ciudades de La Habana, Trinidad, Cienfuegos y Santa Clara, según se aprecia en el video, donde cada bocado contaba una historia diferente, pero en dos de ellos necesitó agua.

En Trinidad, el turista se encontró con la pizza de vegetales, describiéndola como «una masa bastante gorda, diferente a la pizza a la que estoy acostumbrado, pero muy buena».

«Es divino, si vienen a Cuba, tienen que probar la pizza cubana», dijo el hombre, que además elogió el queso.

Este plato, más allá de su sencillez, destacó por su autenticidad, sabor casero, y sobre todo por el modo peculiar en el que los cubanos se comen la pizza en la calle. Eso es: doblada a la mitad, sosteniéndola con un cartoncito, chorreando grasa y puré por los bordes.

Al llegar a Cienfuegos, en el emblemático Parque Martí, probó el pan con croqueta y unas frituras.

Llama la atención que, para los españoles, meter una croqueta, que es hecha de harina dentro de un pan, que también se hace con harina, es un sacrilegio, pero el turista español no se metió en esos vericuetos «culturales».

«Aquí tenemos uno de los sándwiches más típicos, croqueta metida en pan… La verdad es que tiene una masa interesante, parece como de patata, no se parece mucho a la croqueta española«, compartió, evidenciando la diversidad culinaria de la isla, aunque pidió que para que estuviese mejor la croqueta, le echasen salsa bechamel y un poquito de jamón.

También pidió unas frituras, porque vio que niños lugareños se las llevaban en cantidades, y quiso ver a qué sabían.

La aventura gastronómica de este turista español, si nos guiamos por el video, comenzó en La Habana, donde el tamal con mayonesa y tajín fue el protagonista.

«Vamos a probar aquí el tamal… Está muy rico, sabe a maíz puro, tiene como oliva y picantillo, no mucho. Voy a necesitar un litro y medio de agua para bajar esto, pero está muy rico», comentó, reflejando la mezcla de sabores que caracteriza a la cocina cubana, y sobre todo haciéndo énfasis en el tajín, algo que él desconocía.

También probó la fritura de maíz, que al igual que la que comió en Cienfuegos le supo a aceite, aunque la que se comió en Cienfuegos le gustó más, pues esta de maíz dijo que estaba insípida.

Además, a bordo de un ómnibus mientras se trasladaba de provincia, no dejó pasar la oportunidad de probar galleticas saladas y turrón de maní.

«Esto es artesanal puro… Se me deshace en la boca, qué rico. Esto es una maravilla, chiquillo. Buenísimo», expresó delante de la cámara que sostenía su amigo, resaltando así «la calidad y sabor» de los productos locales.

A través de sus palabras, el turista español compartió una experiencia que va más allá de la simple degustación, convirtiéndose en una inmersión profunda en la cultura y tradiciones cubanas.

Al parecer sobrevivió a la experiencia, y no tuvo problemas con el estómago, un hecho que sin dudas debe destacarse, porque no todos los turistas que se aventuran a comer en las calles, pueden hacer con tranquilidad el cuento al otro día.

Y es que este turista español, es nada más y nada menos que Jesús Ansal, quien además de tener un estómago capaz de moler piedras, tiene un canal en Tiktok con medio millón de seguidores y donde publica videos relacionados con esta temática: comer cosas «extrañas» en los países que visita.

Nada, que tiene un estómago entrenado para la batalla. Si llega una guerra nuclear, este sin dudas será un sobreviviente.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+