Texas colocará alambre de púas en la frontera para frenar la ola migratoria

Havana
nubes
28.2 ° C
28.2 °
28.2 °
78 %
4.6kmh
100 %
Vie
28 °
Sáb
29 °
Dom
30 °
Lun
31 °
Mar
30 °

Presionado por exfuncionarios de la Administración de Donald Trump, el gobernador de Texas, Greg Abbott, anunció que ordenará instalar una barrera de alambre de púas en la frontera con México para frenar la creciente ola de migrantes que cruzan el río Bravo hacia Estados Unidos.

De acuerdo con un reporte de La Jornada, este miércoles Abbot dijo que enviaría decenas de miles de agentes de seguridad a resguardar el paso fronterizo.

Asimismo, amenazó con enviar los inmigrantes en ómnibus a Washington D.C. como venganza a la relajación de las políticas migratorias por parte del gobierno federal. 

El gobernador republicano que busca la reelección al rente del estado sureño no ha declarado públicamente si apoya el concepto de “invasión” que manejan varias figuras influyentes de su partido para hacer frente a la crisis migratoria, indica la fuente, aunque anunció que endurecerá las medidas de contención en la frontera.

Por lo pronto, precisó que la policía estatal tiene órdenes de “detener e inspeccionar” todos los vehículos en los pasos fronterizos, lo que, aseguró, reducirá el flujo en esos puertos de entrada al país norteamericano.

“Pero, por supuesto, siempre alguien interpone una demanda”, dijo, haciendo referencia a la actitud de la Administración del presidente Joe Biden, que recientemente eliminó una ordenanza de salud pública aprobada por el gobierno de Trump para frenar la inmigración desde México. 

Datos ofrecidos por funcionarios de la Patrulla Fronteriza indican que actualmente cruzan la frontera estadounidense unos 7.100 migrantes por día, como promedio.

Aseguran que en mayo, cuando sea levantada la medida sanitaria conocida como Título 42 se espera que la cifra diarias de migrantes se eleve hasta los 18.000 y se están preparando para actuar “drásticamente” en ese escenario.

Por su parte, el gobernador de Arizona, Doug Ducey, también ha recibido presión para que declare como una “invasión” la constante llegada de inmigrantes, que implicaría “utilizar poderes extraordinarios que normalmente sólo se aplican en tiempo de guerra”, indica la fuente.

No obstante, el también republicano se encuentra en una situación completamente distinta a la de Abbot debido a que su mandato está próximo a finalizar y su nombre no figura en la boleta electoral en 2022, por lo que ha hecho caso omiso a la teoría de la invasión y no parece dispuesto a tomar medidas drásticas.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+