Sheila Roche: La niña “buena” de un Perfecto amor equivocado

Havana
muy nuboso
23.2 ° C
23.2 °
23.1 °
94 %
1kmh
75 %
Jue
29 °
Vie
30 °
Sáb
30 °
Dom
30 °
Lun
26 °

Mirar a Sheila Roche siempre despierta una gran ternura. Quizás sea su rostro angelical, ese aparente aspecto de ‘niña buena’ o esos personajes en televisión que la han posicionado como una reconocible actriz de personajes positivos. No obstante, con su trabajo ha demostrado que es una artista capaz de desdoblarse en cualquier rol.

Ella misma lo ha comentado en más de una ocasión al asegurar que a pesar de sus varios personajes “buenos” prefiere aquellos que vayan más allá de la personalidad dócil y apacible que proyecta. “Prefiero los negativos, son los más difíciles”, dijo en alguna ocasión a los medios de prensa.

Su inclinación por el arte comenzó en su natal Sancti Spíritus y aunque siempre quiso la actuación, en varias ocasiones ha comentado su afición por el periodismo. Estas dos carreras fueron su elección y, aunque la aceptaron en ambas, se decantó por la especialidad de actuación en el Instituto Superior de Arte, en La Habana.

Tras graduarse en 1996, Roche debutó en el teatro con la obra “Baal”, de la mano del director Carlos Celdrán y su Grupo Argos Teatro. Pero sin dudas, fue su trabajo en “¿Quién le teme a Virginia Wolf?” junto a dos grandes del teatro cubano como José Antonio Rodríguez y Verónica Lynn el que la consagró como una promesa de las tablas en la isla.

En la televisión su rostro también marcó la memoria de las audiencias, como aquel personaje secundario en las aventuras “Memorias de un abuelo”, su protagónico en el teleplay “Entre la espada y la pared”, o el coprotagónico en “Soy tu yo”.

Las telenovelas fueron el espacio donde Sheila quizás logró llegar a la mayor cantidad de hogares cubanos. Es imposible olvidarla en “Las huérfanas de la Obrapía”, “Santa María del porvenir”, “Bajo el mismo sol” o “Salir de noche”. En todos estos espacios la artista logró captar en cada capítulo la atención de muchos hogares cubanos.

Memorable también fue su personaje de Abigail Williams en “Las brujas de Salem”, un teleteatro dirigido por Eduardo Moya, a partir de la conocida obra de Arthur Miller. Sobre este papel ha dicho que aunque no distingue usualmente entre sus personajes, a este lo recuerda con un cariño especial. Y no es para menos.

En el cine hay que mencionar obligatoriamente su trabajo como Ana en “Perfecto amor equivocado”, su primera película de manos de Gerardo Chijona donde compartió con grandes de la actuación como Luis Alberto García, Mijaíl Mulkay, Beatriz Valdés o Susana Pérez, entre otros.

Sobre su polémico desnudo en “Perfecto…” ha hecho referencia en varias ocasiones igualmente. En entrevista con el diario Escambray aseguró que “llegó en un momento en el que me tocaba como actriz, estaba en mi camino, no lo busqué, no dije voy hacer una película donde me vaya a desnudar ni mucho menos, fue la oportunidad de incursionar en el cine”.

Además, puso en valor el trabajo por encima de cualquier otro elemento porque “el desnudo solo es parte de él, sirvió para salir del cliché de niña buena, me hizo violentarme como actriz y ver otros puntos de vista. Estoy dispuesta a volverlo a hacer”, afirmó.

Su trabajo en el séptimo arte continuó durante varios años, principalmente como actriz en cortos cinematográficos producidos por la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños. Además, sirvió como modelo en varios videoclips como el del grupo Moneda Dura.

Si bien su labor en redes sociales no es muy activa, sí se le ha podido ver en meses recientes en varias actividades culturales en la isla junto a otros actores y como parte del Grupo Teatro Pálpito. Además, sus seguidores siguen reclamando su presencia en los espacios televisivos del país y así lo han hecho ver en muchos de los comentarios en sus perfiles.

Y es que sus personajes calaron tan hondo que aún hoy, a pesar del tiempo, su trabajo en las pantallas es muy recordado por varias generaciones. La añoranza por esos papeles de antaño es una de esas tantas que mantienen los cubanos por tiempos pasados que quizás no volverán. Pero esperemos que Roche, a diferencia de otras ausencias, regrese a los audiovisuales de la isla con su fuerza arrolladora y ese rostro angelical que conquistó a muchos.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+