Robo de prendas, tanto en Cuba como en Miami

Havana
nubes dispersas
30.2 ° C
30.3 °
30.2 °
70 %
2.6kmh
40 %
Mié
30 °
Jue
30 °
Vie
30 °
Sáb
30 °
Dom
31 °

Los arrebatadores, los ladrones de cadenas, continúan con sus intenciones de vivir del sudor ajeno y lo hacen tanto en La Habana como en Miami. El robo de prendas es un lucrativo negocio pues si te atrapan, la sentencia que recibirás es bien leve.

El pasado fin de semana dos jóvenes que se dedicaban a arrebatar cadenas y otras prendas en el barrio de San Miguel del Padrón, en La Habana fueron arrestados y un tercero se dio a la fuga, según documentó un internauta en las redes sociales.

El hecho ocurrió el viernes en el reparto San Matías, y aunque numerosos internautas aplaudieron la actuación rápida de la Policía Nacional Revolucionaria, PNR, no pocos detallaron como estos arrebatadores de prendas y cadenas, cumplen luego en la cárcel sentencias ridículas, y al año o dos años a lo sumo, ya están de vuelta en la calle con sus fechorías.

“Estas personas que roban, asaltan, intimidan y abusan de otras las leyes deberían ser más severas”, opinó un internauta.

Esta poca severidad en las condenas por el robo de prensas, en Cuba, no es exclusiva de Cuba. Sucede también en los EE.UU. En la Florida, en Miami.

Hace menos de un mes saltó a la prensa, en la Florida, el caso de Eric Pierson, de 54 años, quien salió de prisión el año pasado y apuñaló ahora con un destornillador en el pecho y en los ojos, a una joven madre hispana, Érika Verdecia, cuyo cuerpo fue encontrado en un canal cerca de Fort Lauderdale.

Increíblemente Pierson estaba libre, en la calle, luego de dos asesinatos. Uno, ocurrido en el año 1985, por el cual solo cumplió cuatro años en la cárcel; y otro, ocurrido en el año 1993, por el cual cumplió 27 años, de una sentencia de 40 años por la paliza, estrangulamiento y asesinato de Kristina Whitaker, de 17 años, gracias a que se declaró culpable de asesinato en segundo grado. Todo se hizo dentro del marco de la llamada «ley», esa que en ocasiones es tan débil tanto en Miami, Florida como en La Habana. En el estado del Sol se le permite la libertad condicional a los convictos que cumplan al menos el 85% de sus sentencias.

Seguramente de esta ley se beneficiará el ladrón que quedó captado en cámara robándose una cadena cubana valorada en más de 60 mil dólares en una joyería de Miami.

Curiosamente, el robo se produjo también el pasado viernes 3 de diciembre, fecha en que fueron arrestados en La Habana tras un fallido robo, los dos arrebatadores de prendas.

Aquellas, sin embargo, no se comparan en nada con esta que fue robada en una joyería de la Calle Ocho del suroeste de Miami y la avenida 58. Esta última prenda es una cadena de oro de eslabones cubanos de más de 4 libras de peso.

Afortunadamente el robo quedó grabado por las cámaras de vigilancia del establecimiento.

“Lo que pasó fue que alguien viene, se prueba una cadena, tú se la das, hasta ahí no hay delito porque el está probándose la cadena. Tocan la puerta, las muchachitas no se dan cuenta de que él tiene la cadena del otro lado del mostrador, le abren la puerta, y salen los dos corriendo”, relató Willian Díaz, propietario de la joyería, en declaraciones a America Noticias.

Para evitar el robo de más prendas en su establecimiento, Díaz dijo que a partir de ahora el que quiera entrar a comprar o a ver las prendas en su joyería, tendrá que pararse delante de una cámara de vigilancia, quitarse el nasobuco o mascarilla y sonreírle a la cámara.

El negocio del robo de prendas puede ser lucrativo a extremos insospechables. En el caso de esta cadena robada en Miami, Díaz aseguró que facilmente puede venderse en la calle por unos 50 mil dólares.

Especial de Cuballama Noticias hoy: Consulado en Rusia, en la mira por su mal trabajo

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+