¿Regresan los «camellos» a La Habana?

Havana
nubes dispersas
23.2 ° C
23.2 °
23.1 °
100 %
1.5kmh
40 %
Lun
30 °
Mar
29 °
Mié
31 °
Jue
30 °
Vie
29 °

Una imagen de un «camello» en las calles de La Habana ha resucitado las angustias más profundas del llamado Período Especial. O al menos una de ellas.

El «camello» parece que puede ser nuevamente una opción para una crisis de transporte público en Cuba que durante más de 60 años el gobierno comunista no ha podido resolver. Ha tenido épocas mejores pero la precariedad de este sistema nunca se ha solucionado. Y en los 90 tocó fondo.

» Camello» en La Habana, 2023. Foto tomada del perfil de Heidi Igualada

La mayoría de los cubanos recuerdan cómo estas moles de metal recorrían las calles de La Habana cargando a miles de personas que se dirigían al trabajo o la escuela y no tenían otra forma de transporte. No hay otro calificativo. Fueron tiempos infernales que están regresando o se encuentran al doblar de la esquina de acuerdo con las últimas noticias.

Es incomprensible cómo el gobierno cubano no ha podido resolver sus ineficiencias en el transporte de pasajeros mientras a cada rato se ven imágenes de carros nuevos entrando por el Puerto de La Habana. Van orientados hacia el turismo, los ministerios o las Fuerzas Armadas.

La afirmación no es baladí. Todos los días se ven por las calles de la ciudad a oficiales sobre sus flamantes carros o a funcionarios que lucen sus autos mientras el pueblo suda el desastre y la precariedad en las paradas atestadas a la espera de ómnibus que pueden demorar toda una mañana.

Pero el regreso del «camello», llamado eufemísticamente en su tiempo metrobus nadie lo esperaba. O casi nadie. Si algo faltaba para darle el último dibujo a ese retrato de la sobrevivencia más feroz era esa armatoste al que por cierto hasta un grupo de rock cubano le dedicó una canción.

Es cierto que en varias provincias del país el «camello» nunca dejó de surcar sus calles o sus tierras y que de alguna manera resolvía la movilidad a cientos de personas que carecen de otro tipo de posibilidad para llegar a sus destinos. Pero ya ver esa imagen en la
capital es harina de otra costal.

La foto no llama ni a la preocupación porque ya la crisis ha llegado a un nivel en el que cualquier cosa puede pasar, pero el simbolismo de la entrada en la fotografía de la sociedad cubana de ese fatídico recuerdo la añade un capítulo más oscuro a la ya oscura vida cubana.

No sabemos si vuelve para quedarse durante un tiempo pero de lo que no hay duda es que la imagen de este nuevo «camello» rodando por La Habana ha despertado en los cubanos una ola de molestias, decepción y críticas que va en incremento según se puede leer en redes sociales.

Y a eso se une la lucha a camisa quitada por conseguir alimentos o medicinas. Al menos esperemos que la idea no fecunde, que el «camello» no se replique y que se quede solo como otro mal recuerdo del desastre.


¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+