¿Recuerdan a Mercedita Picadillo?

Havana
algo de nubes
24.2 ° C
24.2 °
24.2 °
83 %
3.1kmh
20 %
Dom
31 °
Lun
29 °
Mar
29 °
Mié
30 °
Jue
25 °

Hace muchos años, en la televisión cubana salió un personaje cuyo nombre, Mercedita Picadillo, caló en el imaginario popular tanto por lo gracioso como por la personalidad que le impregnó la talentosa actriz cubana que lo encarnó: Tamara Morales.

Se trata de una de las intérpretes más talentosas y versátiles de su generación, para la cual no existe papel pequeño ni proyecto menor. En días recientes estuvo de cumpleaños, y le llovieron las felicitaciones de colegas y admiradores, que la quieren y respetan, porque así se lo ha ganado.

Leyendas vivas como Luisa María Jiménez y Eslinda Núñez la felicitaron en redes sociales: «Tamara, que tengas el mejor de los días!!! A divertirse hoy, que es un dia importante amiga, rodeada del cariño de todos», le escribió Eslinda.

Cientos de seguidores, que la recuerdan por sus roles en el cine, la televisión y el teatro, también felicitaron a Tamara, uno de los rostros más expresivos de la escena cubana.

Nacida en Villa Clara, en 1969, Tamara se graduó de actriz en la Escuela Nacional Arte, la Facultad de Artes Escénicas y de Dirección en la Facultad e Medios Audiovisuales del Instituto Superior de Arte (FAMCA).

En la televisión muchos niños la conocieron como la Polilla en Dando Vueltas, pero su palmarés incluye las telenovelas Tierra brava o Huérfanas de la Obrapía, o el policial UNO.

En el cine es muy recordado su papel de policía sexy en Kleines Tropicana, aquella comedia de Daniel Díaz Torres, pero también en la cina española El misterio Galíndez, de Gerardo Herrero.

Su paso por el teatro incluyó recreaciones de los clásicos, como El perro del hortelano y Cuentos del Decamerón, pero también se ha puesto detrás de las cámaras, como la directora del cortometraje Dos hermanos.

En una extensa entrevista que le hizo la periodista Julita Osendi, Tamara definió la actuación como “un acto de total entrega”, pues cree que solo desde la verdad se puede llegar a un personaje escrito en blanco y negro en un papel.

Su versatilidad le ha permitido meterse en la piel de personajes a priori diferentes, que logra asumir y hacer creíbles. Algunos ameritan una mayor elaboración que otros, pero todos los encara con rigor profesional.  

“En sentido general, siempre tengo la sensación, al ver el resultado y distanciarme como espectadora, de que hubiera podido hacer algo más o algo mejor o simplemente diferente, pero el tiempo de estudiarlo e interpretarlo es un disfrute enorme que no puedo comparar con nada”, le dijo a Osendi.

Formada en la conocida FAMCA, Tamara también ha escrito guiones y acompañado creativamente múltiples proyectos. Reconoce que adora el trabajo que genera el proceso de realización de una obra, siempre que prevalezca el respeto por la creatividad y el conocimiento de cada integrante.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

30 HUEVOS para CUBA → $6.49ENVIAR AHORA