Parole Humanitario: Los Estados Unidos ganan y las familia también

Havana
muy nuboso
26.2 ° C
26.2 °
25.9 °
94 %
4.1kmh
75 %
Jue
31 °
Vie
29 °
Sáb
30 °
Dom
30 °
Lun
31 °

Estados Unidos está mejorando las medidas para permitir que personas calificadas de El Salvador, Guatemala, Honduras, Colombia, Cuba y Haití se reúnan con sus familias en Estados Unidos vía Parole Humanitario. La medida ha logrado unir a las familias divididas. Un proceso en el que los EE.UU. ganan, y las familias también.

Ahora, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ha establecido nuevas medidas de libertad condicional de reunificación familiar (FRP) para los países mencionados, y los procedimientos actuales para Cuba y Haití están bajo revisión. Dichos sistemas aseguran que las personas examinadas con peticiones relacionadas con las familias aprobadas sean admitidas en los EE. UU., señala el comunicado de DHS que además indica que estos esfuerzos están alineados con las estrategias más amplias introducidas por el DHS y el Departamento de Estado en abril, con el objetivo de supervisar la migración regional de una manera segura, estructurada y compasiva.

Se trata del formulario I-130, un formulario «diseñado» para ciudadanos particulares de Colombia, El Salvador, Guatemala y Honduras con parientes que son ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes legales y poseen una petición centrada en la familia aprobada (Formulario I-130). La idea es que estas personas puedan aprovechar estos procesos, especialmente cuando el estado de su visa aún no se aclara en el Boletín de visas. DHS indica en el comunicado, que «este nuevo enfoque complementa los métodos existentes para nacionales cubanos y haitianos, que pronto sufrirán modificaciones.»

«Ciudadanos específicos, que son los destinatarios del Formulario I-130 aprobado, podrían calificar para ser considerados bajo los nuevos procesos, siempre que residan fuera de los EE. UU. y cumplan con todos los requisitos previos, incluidos los exámenes médicos, de detección y otros controles de antecedentes,»señala el comunicado de DHS.

Señala el comunicado que «el proceso se inicia cuando el Departamento de Estado extiende una invitación al ciudadano estadounidense o residente permanente legal que haya presentado con éxito el Formulario I-130 en nombre de un beneficiario de las naciones enumeradas.

Esta iniciativa del Parole Humanitario, señala el comunicado de DHS, subraya el esfuerzo de la nación para fomentar vías legales y desalentar la migración peligrosa no autorizada. Una estrategia que tenido frutos en la reducción de los eventos de cruces migratorios ilegales a territorio norteamericano.

En una actualización reciente, se señala que hubo una disminución significativa del 89 % en los cruces no autorizados a los EE. UU. desde países como Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela en la primera mitad de este año. Esta drástica caída se atribuye al programa de visas humanitarias implementado por la administración Biden, que ofrece un canal legal para la migración desde estos países. Casi 160 000 personas de estas nacionalidades pudieron ingresar legalmente a los EE. UU. por vía aérea durante el mismo período.

Los procesos de Family Reunification Parole (FRP) se han extendido a varios nacionales, ofreciéndoles un mecanismo basado en invitaciones para migrar legalmente a los EE. UU. Mediante estos procesos, los peticionarios elegibles de países específicos, después de recibir una invitación, pueden enviar sus formularios de solicitud en línea. La solicitud incluye exámenes médicos y declaraciones de estado de vacunación. Una vez aprobados, estos beneficiarios pueden solicitar la entrada en un puerto de entrada de EE. UU. e incluso solicitar una autorización de trabajo.

Los nacionales de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela, en particular, cuentan con la disposición para solicitar la libertad condicional humanitaria. Los criterios para esto incluyen tener una persona de apoyo que ya resida en los EE. UU., aprobar una verificación de antecedentes y cumplir con otros requisitos relacionados. Una vez que obtienen esta libertad condicional, deben proporcionar detalles biográficos, completar todas las vacunas necesarias y someterse a un examen médico específico para la tuberculosis. Además, obtienen la elegibilidad para solicitar un Número de Seguro Social y una autorización de empleo.

El proceso no está exento de errores. Uno de ellos está relacionado con lo explicado párrafos encima: familias a las que a un miembro le aprueban el Parole Humanitario, y se lo niegan a otro.

Además, ha habido casos de actividades fraudulentas.

El Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU. (DHS, por sus siglas en inglés) se encuentra actualmente en el proceso de investigar a los patrocinadores que podrían estar involucrados en estas actividades ilegales.

Sin embargo, no hay dudas que la política de libertad condicional o Parole Humanitario, como más se le denomina comúnmente, continúa sirviendo como un medio eficaz y rápido para la migración legal a los EE. UU. desde países como Cuba, tanto que la actual administración demócrata defiende con fervor el programa contra posibles amenazas legales de los estados liderados por republicanos. E incluso cuenta con el favor de las cifras y datos, que son a la postre lo que más miran los jueces a la hora de discutir estos asuntos.

tal vez quieras leer: Parole Humanitario a debate: Hay casos de familias cubanas separadas y mucho más…

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+