Lili Rentería: Una Mariana Pineda de ojos azul cielo

Havana
nubes dispersas
23.2 ° C
23.2 °
23.1 °
100 %
0.5kmh
40 %
Lun
29 °
Mar
31 °
Mié
30 °
Jue
31 °
Vie
28 °

Lili Rentería ha dejado una marca imborrable en las artes de la isla gracias a su talento y carisma. Nacida en La Habana, Lili descubrió su pasión por la actuación desde temprana edad, recibiendo influencias directas de su familia.

Desde pequeña llegaron esos aires de música, teatro y danza, y es que no podía ser de otra manera con su madre Lilian Llerena, reconocida actriz y bailarina, y su padre Pedro Rentería, actor de teatro, quienes le inculcaron el amor por las artes escénicas. Desde entonces, Lili supo que quería convertirse en artista.

Su popularidad llegó desde la adolescencia cuando ejerció como conductora del programa Para Bailar y su participación en el filme “Los sobrevivientes” de Tomás Gutiérrez Alea marcó un momento imprescindible en su carrera.

Su talento y dedicación llamaron la atención de los críticos y del público, y pronto se convirtió en una actriz muy solicitada en el escenario cubano. Sus interpretaciones en obras clásicas y contemporáneas demostraron su versatilidad y le valieron reconocimientos y premios en el ámbito teatral.

Durante varios años se mantuvo trabajando con Roberto Blanco y su grupo Teatro Irrumpe, lo que la consagró como una actriz de primerísimo nivel gracias a piezas como “Mariana Pineda” y “Yerma” de Federico García Lorca, “Los enamorados” y “El alboroto” de Carlo Goldoni, y “Un sueño feliz” de Abilio Estevez, entre muchas otras. En televisión, muchos recordarán igualmente su memorable actuación en la serie “En silencio ha tenido que ser”.

Sin embargo, Lili como muchos otros artistas cubanos decidió explorar otras oportunidades más allá de las fronteras de la isla. En busca de nuevos desafíos, decidió trasladarse después de su paso por Venezuela a los Estados Unidos en 1997. Aunque ha comentado que esta transición no fue fácil, su determinación y talento la llevaron a encontrar oportunidades en la industria del entretenimiento del país norteño.

Tras su salida de Cuba continuó su labor como actriz en el teatro, el cine y la televisión, gozando igualmente de gran éxito. Para destacar quedan sus trabajos en audiovisuales como “Enamorada”, “La mujer de mi vida”, “Los años dorados”, de Disney Channel para Latinoamérica y “Relaciones peligrosas” de Telemundo.

En el 2001 crea Teatro Abanico donde comienza su carrera como productora con “El último de los Amantes” de Neil Simon, “Striper del L’ilinferno”, y “Chejovianas” entre otras. Además, produce exposiciones de artes, ciclos de cine, conferencias, conciertos musicales y danzarios.

En 2006 participa como actriz y productora en “¡Paraíso!”, del realizador Leon Ichaso y es fundadora de Academy of Arts & Minds donde trabajó como directora y coordinadora de su programa de arte.

La carrera de Lili Rentería no se detiene. Desde los escenarios de Miami continúa haciendo gala de ese talento que la caracteriza, algo que los cubanos residentes en la ciudad del Sol han podido apreciar en varias ocasiones.

Entre sus trabajos más recientes en las tablas destaca la obra “Casa de muñecas 2…El regreso de Nora”, de Lucas Hnath, dirigida por Juan Montero y que gozó de gran aceptación en varios teatros de Miami.

En el cine, por su parte, Lili ha trabajado en estos últimos tiempos en el largometraje “Febrero” del joven director cubano Hansel Porras que fue estrenado en el 40 Festival Internacional de Cine de Miami y donde compartió con la actriz Amarilys Núñez.

También, participó en la cinta “Plantadas”, una película basada en hechos reales dirigida por el cineasta cubano Lilo Villaplana que recoge la historia de varias mujeres encarceladas por oponerse al gobierno de la isla en los años 60.

En 2013 Lili regresó a La Habana para participar en el Festival de Teatro, un suceso que llamó la atención de todos aquellos que recordaban sus queridas actuaciones y que ahora podrían revivir esa experiencia de tenerle en escena después de varios años. También para los más jóvenes fue una oportunidad única de encontrarse con la mítica actriz.

Generaciones se juntaron así para disfrutarla como parte del elenco de la obra “Ana en el trópico”, escrita por el cubano afincado en EE.UU., Nilo Cruz, y ganadora del Premio Pulitzer de Drama. La puesta estuvo dirigida por Carlos Díaz y su teatro El Público.

A sus 62 años, Lili Rentería continúa conquistando al público, ya sea sobre la escena o delante de las cámaras. Siempre llena de amigos y familia podemos verla en sus redes sociales, un espacio muy personal donde también recuerda sus actuaciones junto a reconocidos rostros de las artes en Cuba. Mientras, su Mariana Pineda o aquellos Para Bailar siguen perpetuando su versatilidad, su fuerza frente al público y ese hechizo único que sale de esos intensos ojos azul cielo.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+