La historia de «Pote» el inmigrante gallego que se hizo rico en Cuba y luego cayó en la ruina

Havana
muy nuboso
30.2 ° C
30.2 °
30.2 °
79 %
3.6kmh
75 %
Jue
30 °
Vie
26 °
Sáb
29 °
Dom
32 °
Lun
28 °

José López Rodríguez, también conocido como Pote, fue un inmigrante gallego que se mudó a Cuba en 1880, y que diez años después, luego de trabajar como dependiente en la tienda de un familiar antes de pasar a trabajar en una imprenta, conoció a una viuda adinerada y se casó con ella.

Más tarde, Pote adquirió las acciones del Banco Nacional de Cuba.

Pote diversificó sus inversiones, adquirió varias propiedades valiosas, pero la crisis bancaria de 1920 llevó a la ruina a muchos que habían invertido sus ahorros en el Banco Nacional, y a pesar de sus intentos de recuperación, Pote decidió ahorcarse.

José López Rodríguez, o «Pote», nació en Maside, municipio de la provincia de Ourense, España, en 1862.

A los 18 años Pote emigró a Cuba, donde comenzó a trabajar como dependiente en una tienda propiedad de un pariente. Fue durante este tiempo que se ganó el apodo de ‘Pote’, debido a su amor por las sopas y los guisos, que comía para ahorrar dinero.

Más tarde, Pote comenzó a trabajar en una imprenta, que se convirtió en la base de su riqueza.

En 1890 se casó con Ana Luísa Serrano, una viuda adinerada dueña de La Moderna Poesía, una de las mejores librerías de La Habana. Pote se hizo cargo de la gestión del negocio, ampliándolo y abriendo varias sucursales en Cuba.

Bajo su liderazgo, La Moderna Poesía se convirtió en la librería y papelería más reconocida del país. También estableció un contrato exclusivo para imprimir los billetes de la Lotería Nacional y adquirió la concesión para construir un puente de hierro sobre el río Almendares.

Pote estaba conectado políticamente y apoyó el movimiento independentista cubano, lo que le trajo importantes beneficios económicos.

Financió la campaña presidencial de 1907 de José Miguel Gómez, quien se convertiría en el presidente de Cuba. Pote fue la única persona autorizada para ingresar al palacio presidencial de La Habana en camisa de mangas cortas, muestra de su estrecha relación con Gómez.

En 1912, Pote realizó su jugada económica más ambiciosa al adquirir el control del Banco Nacional de Cuba, que había sido fundado con capital estadounidense después de la Guerra de la Independencia.

El banco tenía 87 sucursales en toda Cuba y él era el principal prestamista de los comerciantes españoles. Pote compró la participación de J.P. Morgan y se convirtió en el accionista dominante. Bajo su liderazgo, el Banco Nacional continuó expandiéndose, con un capital de 194 millones de dólares y 121 sucursales en toda la isla en 1920.

Pote también diversificó sus inversiones, poseyendo ingenios azucareros, una fábrica de cemento y un desarrollo inmobiliario llamado Miramar.

Sin embargo, su éxito duró poco.

La crisis bancaria de 1920 provocó la suspensión de pagos del Banco Nacional, lo que provocó la ruina de muchos que habían invertido sus ahorros en la institución.

A pesar de sus esfuerzos por recuperarse, Pote fue encontrado ahorcado en su ducha el 17 de marzo de 1921.

Su muerte fue una tragedia y marcó el final del ascenso y la caída de uno de los inmigrantes gallegos más exitosos en Cuba.

con información de Emigración Junta de Galicia

tal vez quieras leer: Los más millonarios en los últimos diez años

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+