Escondidos y sin papeles: así trabajan migrantes cubanos en Rusia

Havana
cielo claro
29.2 ° C
29.2 °
29.2 °
42 %
2.1kmh
0 %
Jue
30 °
Vie
31 °
Sáb
31 °
Dom
31 °
Lun
31 °

Bajo el título de «Cubanos indocumentados en Rusia temen a redadas«, el portal web Oncuba Magazine cubre la historia de un grupo de 25 cubanos indocumentados, que se enfrenta a la incertidumbre y el temor a redadas mientras trabajan en la construcción en el norte de Moscú sin contratos ni protección.

El grupo está compuesto por 7 hombres y 18 mujeres. Entre estas última se encuentra Alicia, una abogada cubana de casi 50 años, quien ha tenido que abandonar toga y mazo, y cambiarlo por «el pico y la pala» – de albañil o no – para dedicarse a las labores de la construcción.

Alicia, junto a otros cubanos, se encuentra trabajando en la construcción de un edificio de 30 pisos. Reciben como paga, por un turno de más de 10 horas de trabajo intenso, el equivalente a unos 20 dólares diarios, con la condición que lo hagan bien. Si el trabajo no satisface a los responsables, simplemente no les pagan.

Que no les paguen no les preocupa tanto como que alguien los delate, se aparezca la policía y se los lleve. Al final quedarían sin dinero igual, y lo que es peor: expuestos a una deportación casi segura.

Oncuba señala que la situación de los cubanos indocumentados es precaria, al extremo que hace poco la policía se apareció, detuvo a siete cubanos, mientras que el resto tuvo que esconderse cómo pudo y donde pudo, durante más de cinco horas, para evitar ser detectados.

El medio señala que, en un aserradero,tres cubanos, una mujer y dos hombres fueron detenidos y llevados a un centro de detención temporal para extranjeros. Allí llevan cerca de un mes, sin saber ni tener sospecha de cuál será su destino.

En todos los casos, incluso en aquellos que involucran a migrantes no cubanos, se aprecia una constante: la falta de derechos.

En el caso de los cubanos migrantes en Rusia se suma el abandono del que son objeto por parte del cuerpo diplomático cubano en ese país. Denuncias al respecto han visto la luz, en las redes sociales, lo que acrecienta el dramatismo en el que viven los cubanos huyendo de la policía, enfrentando el problema del idioma, y además siendo marginados por aquellos que deberían representarlos y ofrecerles asesorías.

Así y todo, y esto lo destaca la nota publicada por la periodista Natasha Vázquez, muchos insisten en esta suerte de vivir «jugándose el pellejo», con el objetivo de poder ayudar a sus familias en Cuba.

Viven a expensas de detenciones violentas, maltratos, abandono, en una ilegalidad sin límite ni soluciones, lo que los hace «tentativos» – cual carne de cañón – para trabajos mal remunerados, e incluso peligrosos. Trabajos inclusos para los que, personas como la abogada Alicia, no tienen la más mínima formación o entrenamiento.

La única manera de legalizarse parece ser ir a la guerra; la otra guerra, la verdadera, la que las tropas rusas liberan contra Ucrania porque, la que viven día a día, huyendo de la policía, y con el temor de que no les paguen es para ellos, una guerra mucho más dura.

tal vez quieras leer: Ristofer y Dailari: dos cubanos revelan cómo huyeron a Rusia por ser perseguidos políticos

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+