Enfermero que atendió a Andy Agüero: una sola ambulancia SIUM  para cuatro municipios habaneros

Havana
algo de nubes
25.2 ° C
25.3 °
25.2 °
88 %
1.5kmh
20 %
Vie
31 °
Sáb
31 °
Dom
32 °
Lun
33 °
Mar
28 °

El enfermero Dayvis Lawton, que trabaja en el Sistema Integrado de Urgencias Médicas (SIUM) en La Habana, no pudo auxiliar de inmediato al joven Andy Agüero Barrios, porque en el momento de la urgencia ya su vehículo cargaba con otra paciente en estado grave, y solo se dispone de una ambulancia de este tipo para cubrir cuatro municipios de la capital, según declaró al medio independiente CiberCuba.

El profesional, con 15 años de experiencia, aseveró que no pudo detener se en el policlínico “Rafael Valdés” del municipio de El Cotorro, porque  “tenía otra paciente grave en el carro y no la podía bajar para llevármelo a él, porque los familiares de la otra paciente no lo iban a permitir. Eso pasa cuando hay una ambulancia, que era la mía, para 4 municipios y 200 patrullas por cada municipio”, escribió en las redes sociales.

Lawton negó las afirmaciones publicadas por la Maritza Barrios, madre de Andy, en sus redes sociales sobre que le fuera negado un trocar a su hijo, ciego y autista, para canalizarle la vena con el fin de hacerle una transfusión de ante por los bajos niveles de hemoglobina que presentaba (6,3), además que se encontraba defecando sangre, condiciones que finalmente le ocasionaron la muerte al muchacho.   

Como en la instalación médica donde esperaba el muchacho por la atención que no llegó con suficiente tiempo, no contaba con trocar, el que se le puso finalmente era de propiedad del enfermero, según sus declaraciones. “Se lo di yo, porque en el policlínico no tenían y la enfermera de allí puede confirmarlo”, apuntó el profesional, revelando otra de las tantas carencias del sistema médico cubano, despojado de los materiales más elementales para atender a los pacientes.

Luego de dejar a su primera paciente, el enfermero Lawton refiere que su ambulancia regresó al Cotorro y trasladaron a Andy Agüero para el hospital “Miguel Enríquez”, más conocido como La Benéfica. 

El joven, ya estado muy grave, arribó con vida a la institución de salud y “falleció dos horas después que lo dejamos allí. Hice todo lo que estuvo a mi alcance, porque soy humano y tengo hijos. Nos movimos lo más rápido que se pudo. Regresamos enseguida por el paciente”, insistió, recalcando en otro momento que no tiene “nada que esconder, porque solo hice lo que me tocaba y ojalá hubiera podido hacer más, pero no estaba en mis manos”.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+