El mundo comienza a cerrarse ante la cepa Ómicron, Cuba y Estados Unidos deciden esperar

Havana
algo de nubes
29.2 ° C
29.2 °
29.2 °
74 %
1.5kmh
20 %
Sáb
30 °
Dom
29 °
Lun
30 °
Mar
30 °
Mié
30 °

El mundo comienza a cerrarse ante la cepa Ómicron, Cuba y Estados Unidos deciden esperar.

La variante Ómicron (B.1.1.529), descubierta el 9 de noviembre en Sudáfrica, se expande por el mundo en una nueva oleada de Covid-19 que amenaza terminar con el “respiro” que se ha tomado el planeta en estos últimos meses, cuando todo parecía retornar a la normalidad luego de casi dos años de pandemia, encierro, nasobuco, distancia personal, enfermos y muertes.

Mientras Joe Biden declara que esta cepa del SARS-CoV-2 “es motivo de preocupación, pero no de pánico”, la OMS publica un informe en el que la considera de riesgo “muy alto”, dado los altos potenciales que tiene de resistir a la inmunización provista por el espectro actual de vacunas y la muy alta virulencia que lo hace más contagioso que las mutaciones precedentes.

«Puede haber nuevas olas de COVID-19 con graves consecuencias, dependiendo de muchos factores, como el lugar donde esas olas ocurran», afirma el informe, solicitando a todos los estados miembros de la OMS que aceleren “la vacunación contra la COVID-19 lo antes posible, especialmente entre población de riesgo que siga sin vacunar».

Para esto, los países miembros del G7 (Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Canadá y Japón) y la Unión Europea coincidieron, durante una reunión de urgencia, en que la nueva cepa es “altamente transmisible” y requiere “medidas urgentes”, por lo que buscarán impulsar los programas de vacunación contra el covid-19 en los países en desarrollo, avanzando en su compromiso de donar mil millones de vacunas a estas naciones.

El presidente de China, Xi Jinping, declaró por su parte que “para contribuir a la consecución del objetivo fijado por la Unión Africana de vacunar al 60 % de los población africana contra covid-19 para 2022, aquí anuncio que China proporcionará a África mil millones de dosis de vacunas adicionales”, precisando que esa oferta implica “600 millones en forma de donación y 400 millones en otras formas como producción conjunta entre empresas chinas y países africanos concernidos”.

La OMS establece en su informe que es cardinal que se aumenten las medidas de vigilancia, el reporte de posibles casos o brotes asociados con esta variante, y que los laboratorios incrementen los trabajos de secuenciación necesarios para analizar la estructura del coronavirus, así poder tener la mayor y más precisa  información posible de su comportamiento, alcance y peligro real.

La OMS solicita prohibir los vuelos a determinadas regiones, recomendando a las autoridades de cada nación que deben “usar bases científicas a la hora de ajustar de forma puntual las medidas en torno a los viajes internacionales».

Al respecto, Cuba suscribe tácitamente la postura estadounidense, negándose también a tomar todavía medidas extremas, a menos de un mes de alcanzar la llamada “nueva normalidad” enfocada sobre todo a la recuperación de la colapsada  industria turística a partir del 15 de noviembre.

Según nota publicada ayer por el Ministerio de Salud Pública, el país aplicará una serie de protocolos a los viajeros procedentes de naciones africanas como Lesoto, Botswana, Zimbabwe, Mozambique, Namibia, Malawi y Eswatini (antes Suazilandia), que implican pruebas de PCR y cuarentena, con menos énfasis en los provenientes de Bélgica, Israel, Hong Kong, Egipto, Turquía y el resto de los países de África Subsahariana: Angola, Benín, Burkina Faso, Burundi, Cabo Verde, Camerún, Chad, Comoras, Costa de Marfil, Eritrea, Etiopía, Gabón, Gambia, Ghana, Guinea, Guinea-Bisáu, Guinea Ecuatorial, Kenia, Liberia, Madagascar, Malí, Mauricio, Mauritania, Níger, Nigeria, República Centroafricana, República del Congo, República Democrática del Congo, Ruanda, Santo Tomé y Príncipe, Senegal, Seychelles, Sierra Leona, Somalia, Sudán, Sudán del Sur, Tanzania, Togo, Uganda, Yibuti y Zambia.  

Mientras, una parte del mundo ya se encierra tras sus fronteras. Australia suspendió la apertura de fronteras programada para el 1ro. de diciembre, luego de confirmar cuatro casos de Ómicron. Igual decisión tomó el gobierno de Filipinas, que tenía planificada la apertura en la misma fecha, mientras impuso a sus ciudadanos provenientes de otros países una cuarentena de 14 días. Israel cerró por completo sus fronteras, luego de confirmar dos casos en su territorio.

Omicrón ya se expande por el resto del globo, apareciendo también en Hong Kong, Canadá, Suiza, Portugal, Austria, España, Bélgica, Reino Unido, Alemania, Países Bajos, Dinamarca, República Checa.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+