El desgarrador mensaje de una madre en Cuba, “la tierra del abandono y el fracaso”

Havana
muy nuboso
27.2 ° C
27.2 °
27 °
89 %
1kmh
75 %
Dom
30 °
Lun
29 °
Mar
30 °
Mié
31 °
Jue
31 °

El desgarrador mensaje de una madre cubana por inicio de año ha dado mucho de qué hablar en redes sociales porque describe por qué la isla es “la tierra del abandono y el fracaso”, y ha calado tan hondo como la carta a Santa Claus con la que un niño resumió recientemente la resignación que habita en los cubanos.

Las palabras de la diseñadora escénica Virginia Karina han sido un duro testimonio de lo que viven los cubanos en 2024, el cual no hay cómo evitar y promete ser “un capítulo más de la desastrosa y penosa historia de esta isla flotante”.

De acuerdo con la artista, para quien de algo debe servir, “además de padecer”, el “ser testigos de este desmadre”, lo que más desea para el año que recién comienza es que “fuésemos capaces de poner fin a toda la barbarie y la desesperanza que han convertido a este país en la tierra del abandono y el fracaso, la tierra de los escombros”. 

“Culpables somos de nuestra suerte, porque ‘el que calla, otorga’. Por haber contribuido a la vil permisibilidad de convertir nuestro hermoso país en un campo de marabú, plagado de consignas huecas, realidad que succiona hasta la médula del pueblo para poder sostenerse y ensancharse, exigiéndole al pueblo mísero soportar al monstruo que aplasta y mata”, escribió en Facebook.

Asimismo, esta holguinera que reside en La Habana resumió que el silencio de los cubanos será “nuestra tumba de consecuencias”, la cual ha sido “cavada por nosotros mismos”. 

“No veremos aparcar la nave de los dioses, porque esos dioses que tanto estamos esperando, no existen, como no existen en Gaza, donde hace rato debió ocurrir corredor humanitario antes que se borre de la faz de la Tierra”, añadió.

Graduada de la Universidad de las Artes, la joven dejó claro que se une “al dolor por la pérdida y la desesperanza de cada cubano que la siente”, así como “a la urgencia de despertar, defender, y rescatar”, y de dejar de poner esperanza “en lo aleatorio” y “de jugar a la terapia de grupo”.

“El corcho flota, pero el pueblo no es el corcho. El pueblo se muere de hambre; se muere en los hospitales de la manera más impensable, por falta de hasta lo más elemental para salvar la vida; se muere de tristeza por el quiebre de la familia; se muere y se hunde hasta el trasfondo sin presente y sin futuro. La patria se muere”, dijo Virginia Karina antes de pedir “fuerza, luz y coraje para el 2024”.

De igual forma, la cubana se refirió a sus “amigos de toda la vida” que, desde “sus diversas latitudes”, tienen “hermosos proyectos” para “ir adelante”; y a los que dentro de la isla “retratan de célebres maneras el movimiento acelerado hacia la metadecadencia de nuestra Cuba bella”, en los que ella ve “reflejado” su sentir.

Por otro lado, agradeció “al universo por tener salud física y mental” para poder seguir sosteniéndose a flote, “como una guerrera”, “en esta corriente despiadada que nos aspira hacia el fondo del barco que ya se hundió”; en “esta realidad atroz”, que “no hace otra cosa que impulsarnos a la desilusión más certera”.

También dio las gracias por tener a su lado a sus padres; su esposo, que es “mi compañero fiel en la trinchera y el hermano que nunca tuve”; su hija Sofía, “que es mi razón de ser”; y sus amigos y familiares, por “la presencia” y por “tanto cariño”. 

En cualquier caso, se disculpó por no tener “cara feliz”, “fotos de ocasión”, o “fiesta”, porque “no hay presente en Cuba”, “mucho menos futuro”.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+