Cubano arrestado por homicidio en Italia se fuga en medio de disparos al aire

Havana
muy nuboso
29.2 ° C
29.2 °
29.2 °
74 %
7.2kmh
75 %
Lun
31 °
Mar
30 °
Mié
30 °
Jue
31 °
Vie
29 °

En un episodio que parece sacado de una película de acción, Geovani Bernia Castillo, un ciudadano cubano de 29 años, protagonizó una dramática fuga del hospital Vito Fazzi en Lecce, Italia, donde estaba siendo tratado. Castillo, quien estaba detenido en la cárcel de Lecce por el homicidio de un hombre de 50 años identificado como Antonio Monopoli, el pasado 23 de abril, logró evadir la vigilancia y desató una intensa persecución.

La mañana del incidente comenzó sin presagios de lo que estaba por suceder. Castillo llegó al hospital escoltado por la Polizia Penitenziaria para recibir atención médica. Sin embargo, apenas bajó del vehículo, se liberó de sus restricciones y huyó, desencadenando una cacería humana masiva. La situación se intensificó cuando los agentes dispararon dos tiros al aire como medida intimidatoria, sumiendo en el pánico a pacientes, personal médico y paramédico presentes en el hospital.

La búsqueda del fugitivo involucró a la Polizia Penitenziaria, la Questura di Lecce y los Carabinieri del reparto operativo Radio Mobil. Durante aproximadamente una hora, las fuerzas del orden peinaron cada rincón del hospital y sus alrededores. Finalmente, Castillo fue encontrado escondido debajo de un vehículo en el estacionamiento del hospital. Los agentes lo inmovilizaron y lo trasladaron de vuelta a la cárcel.

La audacia y la desesperación de Castillo en su intento de fuga, provocaron el miedo y la tensión entre quienes se encontraban en el hospital en ese momento. La situación, aunque controlada rápidamente, provocó reuniones y diálogos a puertas cerradas sobre la seguridad en las instalaciones públicas y los fallos en el procedimiento del traslado del detenido, dijeron medios italianos.

Uno de ellos Bitonto Viva, en dos notas publicadas en abril de este año, dijo que el crimen por el que se le juzgará a este cubano de 28, aconteció en Bitonto, una tranquila ciudad italiana, en una de cuyas calles del centro histórico, Monopoli y Castillo se encontraron en circunstancias aún no del todo claras.

El encuentro aconteció en la noche, y una discusión que emergió entre ambos hombres escaló rápidamente a un violento enfrentamiento. Castillo, armado con dos cuchillos ocultos en su ropa, atacó a Monopoli, infligiéndole dos heridas profundas en el pecho. Estas lesiones, descritas como «rápidamente mortales» por los expertos, fueron la causa directa de la muerte de Monopoli, quien, en un desesperado intento por sobrevivir, se arrastró hacia un punto de primeros auxilios pero colapsó en el camino.

Los investigadores, guiados por un testigo ocular, identificaron rápidamente a Castillo como el presunto autor del crimen. Al ser encontrado en los baños de la estación de tren de Bitonto, Castillo presentaba manchas de sangre en su ropa y manos, un indicio claro de su participación en el altercado. A pesar de sus intentos por justificar estas manchas como resultado de una caída, los investigadores no se dejaron convencer y procedieron a su detención.

El móvil del crimen aún no está claro, pero los investigadores no descartan que esté relacionado con disputas por drogas. La zona donde ocurrió el homicidio, conocida por ser un punto de venta de drogas controlado por el clan Cipriano, sugiere un trasfondo de negocios ilícitos y rivalidades peligrosas.

tal vez quieras leer: Arrestados en Italia dos cubanos bajo delitos de robo

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+