Cubana demuestra que gastó 900 dólares en unos zapatos: “No todo el mundo compra cosas falsas”

Havana
algo de nubes
29.2 ° C
29.2 °
29.2 °
58 %
2.6kmh
20 %
Sáb
32 °
Dom
33 °
Lun
34 °
Mar
33 °
Mié
32 °

La influencer cubana Annette Soto respondió contundentemente a una usuaria que cuestionó la legitimidad de uno de sus pares de zapatos.

“Si fueran originales no creo que tuvieras muchos deseos de hacer un reel”, fue el comentario al que contestó Soto, que había contado a sus más de 49 mil seguidores en Instagram que en 2021 se le trabó un costoso zapato en una escalera eléctrica al otro día de habérselo comprado.

“¿Por qué son así? No todo el mundo compra cosas falsas”, afirmó Soto al mostrar evidencias de que el par de zapatos en cuestión costó 900 dólares en una tienda de diseñador en la ciudad estadounidense de Orlando. 

La creadora de contenido, que representa a la marca Monat de productos premium para el cuidado del cabello y la piel, recordó que “los estados de cuenta bancaria y los recibos existen”, por lo que se vio “en la obligación” de compartirlos.

Además de enseñar el precio de sus zapatos Christian Louboutin, los que dijo haber comprado para un importante evento de Monat, la cubana de unos 30 años aseguró que, “cuando uno opina sin saber le pasan estas cosas”.

Soto, que se preguntó por qué hay a quien le gusta “pasar pena”, apuntó que no se trata de “la tontería de las marcas”, como señaló otra internauta, sino “una lección de no opinar sin saber”. 

Radicada hace 13 años en Estados Unidos, Soto se convirtió en emprendedora tras hacerle rechazo a lo que ella llama “la vida corporativa” y proponerse alcanzar el éxito a través de las redes sociales.

Después de estudiar enfermería, la joven, que es madre de tres hijos, dijo adiós a su carrera profesional tras ganarse un carro de lujo y apostar por un negocio gracias al que ha obtenido más de 15 viajes junto a su familia con todo pagado.

Según ha contado Soto, natural de La Habana, se mudó a Estados Unidos con 18 años junto a sus padres y su hermano, y su primer trabajo fue freír papas en un McDonald’s.

Además, ha relatado que, pese a que comenzó en el negocio con el propósito de ganar lo suficiente para “cubrir el pago del agua y la luz de mi casa” y “no tener que sacarlo de mi salario”, ha llegado a hacer más de medio millón de dólares al año.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+