¡Bien por Osmani García! ¡Hay que defender al Chacal!

Havana
algo de nubes
32.2 ° C
32.2 °
32 °
62 %
4.6kmh
20 %
Sáb
35 °
Dom
34 °
Lun
34 °
Mar
32 °
Mié
27 °

La música nos une, nos inspira y nos habla de maneras que pocas cosas pueden. Es por eso que, cuando uno de los suyos enfrenta una injusticia, es responsabilidad de todos levantar la voz. ¡Bien por Osmani García por hacerlo! ¡Es hora de defender a El Chacal!

También dijo que quien es amigo de la dictadura cubana automáticamente se convierte en su enemigo. ¿A quién se habrá referido?

En un mundo donde la música se convierte en el reflejo de nuestras emociones y luchas, la solidaridad entre artistas no solo es admirable, sino esencial; sobre todo si se trata de coterráneos nuestros. Sobre todo si se trata de gente con mucho talento que llegó a los EE.UU. como un inmigrante más pero que, desconocedor de las leyes, terminó siendo esquilmado como oveja, hasta el último pelo.

Uno de los casos más recientes y sonados, primeros, que se recuerda, fue el del cantante de género urbano conocido como «El Micha», quien durante años vivió «a la sombra» sin prácticamente un peso, porque la compañía productora que lo fichó, Pacheco Entertainment, lo tuvo durante muchos meses, no solo sin promover su carrera, sino que además lo sancionó.

Ahora, nos llega el problema de El Chacal, y con quien Osmani García, conocido cariñosamente como el Chiquitico de Cuba, ha tomado una postura firme en su defensa.

García, que ha estado bastante tranquilo durante un buen tiempo a raíz de su noviazgo primero y casamiento después con una joven empresaria que lo ha encarrilado por el camino correcto, salió machete en mano en defensa de su colega y amigo, El Chacal (Ramón Lavado), en medio de una controversia que ha sacudido el panorama musical. El Chacal ha iniciado una demanda contra la compañía Estilus Entertainment, alegando que no ha recibido las regalías correspondientes a su música durante los últimos siete años, un hecho que ha resonado en la comunidad artística y entre sus seguidores.

Osmani García, en una directa compartida por varios perfiles en redes sociales, no solo ha expresado su apoyo incondicional a El Chacal, sino que también ha hecho un llamado a la comunidad y a los fans para que apoyen a sus artistas, especialmente en momentos de adversidad. García destacó la importancia de reconocer y combatir las injusticias que enfrentan los artistas, especialmente aquellos que, como él y El Chacal, han salido de Cuba en busca de mejores oportunidades, solo para encontrarse con obstáculos y explotación.

“Este es un momento donde hay que apoyar a El Chacal, a Ramón Lavado, y dejar la rendidera que tienen tres o cuatro por ahí», dijo el Chiquitico de Cuba.

Osmani no se quedó corto y continuó diciendo:

“Apoyen a sus artistas, hay dos o tres por ahí sepan que a El Chacal hay que apoyarlo que hace siete años no le pagan regalías (…) El Chacal y yo no somos de la misma mamá pero venimos del mismo lugar y yo pasé cinco años que me lo estuvieron robando todo”.

“No le celebro a nadie la payasá de estarle cogiendo las regalías a ningún artista (…) El que no esté apoyando ahora a El Chacal es tremendo perro singao y tremendo perro traste porque le estuvieron robando las regalías como a mí durante una pila de años”, señaló Osmani recordando su caso e indirectamente cómo, a pesar del éxito de su tema El Taxi, el bien poco recibió.

“Hemos venido ciegos de nuestro país y se han aprovechado para meternos cláusulas donde nos meten una tutoría como la que le metieron a Britney Spears, para que no se piensen que somos solo los cubanos”, aclaró Osmani, y añadió que El Chacal tiene dos niños, la más pequeña de solo unos meses, y además trajo a su familia de Cuba a quienes ayuda, y recientemente tuvo que hacer frente a la muerte de su abuelito a quien, días antes, y con mucho sacrificio, le había comprado una carpintería.

“Este es un momento donde hay que apoyar a El Chacal, a Ramón Lavado, y dejar la rendidera que tienen tres o cuatro por ahí. Usted si tiene que apoyar a alguien tiene que apoyar a sus músicos, al que están estafando que es el que te regaló música a ti, hay dos o tres comprando simpatía, gánate el mundo con tu talento no rindiéndole a nadie para que te consiga un featuring con artistas internacionales”, agregó Osmani.

La situación de El Chacal no es solo por regalías o control sobre sus redes sociales y canal de YouTube, sino por el derecho a ser tratado con justicia y respeto en una industria que a menudo puede ser implacable.

La pasada semana en una entrevista, El Chacal dijo que ni siquiera tiene el control de sus redes sociales ni de su canal en YouTube porque están en poder de la compañía Estilus Entertaiment.

Osmani García, ahora, con pasión y determinación, ha criticado a aquellos que no apoyan a El Chacal en este momento crucial, calificándolos de indiferentes a la lucha de un artista por lo que le pertenece legítimamente. Su mensaje es claro: el talento y la música deben ser celebrados y protegidos, no explotados.

Este llamado a la solidaridad no solo resalta la importancia de apoyar a los artistas en sus batallas legales y personales, sino que también pone de relieve los desafíos que enfrentan los músicos, especialmente los que vienen de entornos difíciles. La industria de la música, con todo su brillo y glamour, también tiene un lado oscuro, donde las disputas por regalías y el control creativo pueden ensombrecer el arte y el talento.

La tarea sin embargo no va a ser fácil y a eso precisamente parece aludir Osmani: a la indeferencia y desunión que existe entre los integrantes del gremio artístico cubano. No solo entre los cantantes, «divididos» entre sí de acuerdo a la música que interpretan, donde los más severamente juzgados son los urbanos, precisamente por el boom y éxito en el que viven, con música que los otros, tras largos años de estudios en academia consideran «chatarra», de «mal gusto» y con escaso mérito musical.

La división alcanza a todas las esferas del arte, con los pintores enfocados en sus pinturas; los actores y actrices en sus actuaciones, y los músicos, muchos de ellos surgidos del pueblo, de espalda todos entre ellos mismos, y de espalda muchos al pueblo que los puso en el lugar que están.

Tal vez el caso de Ramón Lavado, «El Chacal», quien es un artista sencillo y humilde, o tal vez el halón de orejas que Osmani García le ha dado al resto sirvan, de una vez por todas y definitivamente, a los artistas – TODOS – para que se unan entre sí y se defiendan los unos a los otros.

tal vez quieras leer las noticias más recientes relacionadas con Ramón Lavado, «El Chacal».

A El Chacal lo castigaron por ir a un concierto de Candyman, “pero valió la pena”

Candyman quiere colaborar con El Chacal: “Me conmoviste con tu sinceridad”

Las fuertes declaraciones de El Chacal: “Yo no vivo de la música”

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+