Apagón le arruina el pelo al actor Rigoberto Ferrera

Havana
nubes dispersas
25.4 ° C
25.4 °
25.4 °
87 %
1.9kmh
42 %
Mar
30 °
Mié
31 °
Jue
31 °
Vie
31 °
Sáb
29 °

Con el tono de suave ironía que ha caracterizado su humor, el actor cubano Rigoberto Ferrera compartió con sus seguidores en Instagram la desgracia que sufrió en su propio hogar: un apagón lo sorprendió cuando estaba afeitándose la cabeza con una máquina eléctrica, y le dejó la testa de tal manera, que optó por reírse para no llorar.

“Y no pasó nada… No hay por qué alarmarse. Me estaba afeitando la cabeza con mi máquina eléctrica, y se fue la luz, pero nada, no hubo males mayores…”, dice el actor mientras se quita la gorra y muestra la cabeza desmochada a mansalva y sin orden, con mechones tras las orejas y cañones en el cogote, en un evidente caso de “peladus interruptus”.

Desde un inicio se intuía que algo no estaba bien, con el comediante filmándose en un primer plano cerrado, con gorra, y hablando con esa vocecita que despierta una mezcla de lástima con ternura, de tipo buenagente al que no siempre le salen bien las cosas. Y en efecto, el Sistema Electroenergético Nacional le jugó una mala pasada, sin guión ni grito de “¡corten!”.

Los que, como el Rigo, se pelen o afeiten con maquinita eléctrica, deben andar con los pelos de punta por estos días, con la anunciada salida de servicio de la unidad 1 de la Central Termoeléctrica Lidio Ramón, de Felton, en la oriental provincia de Holguín. La vetusta planta generadora recién se había reincorporado al Sistema, y por razones que nadie se molestó en explicar, se fue del aire nuevamente.

Según el parte diario de la estatal Unión Eléctrica (UNE), de mantenerse las condiciones actuales se pronostica una afectación de 790 megavatios en el horario del pico de consumo eléctrico, cuando la demanda superará en 720 MW la capacidad máxima de generación prevista.

Un panorama sombrío, literalmente, con la amenaza de apagones que afectarían a cerca de un tercio de los consumidores en todo el país. Según la nota difundida por la UNE, en estos momentos hay nueve bloques de generación fuera de servicio a causa de roturas y mantenimientos.

El pasado año, las constantes averías de las principales centrales termoeléctricas y la escasez de combustible para la generación de energía en Cuba ocasionaron apagones de hasta 12 horas diarias durante varios meses.

A mediados de octubre pasado el presidente Miguel Díaz-Canel sustituyó de sus cargos al ministro de Energía y Minas y al director general de la UNE, al tiempo que prometió mejorías en el sector energético cubano, pero la nueva jefatura del sector energético tampoco ha podido encontrar una solución sostenible a la severa crisis.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+