Acuerdo con Fiscalía libra a espía Manuel Rocha de 13 cargos

Havana
algo de nubes
27.2 ° C
27.2 °
27.2 °
54 %
4.1kmh
20 %
Lun
28 °
Mar
29 °
Mié
31 °
Jue
30 °
Vie
31 °

Ha ocurrido un giro dramático en el caso de espionaje contra Manuel Rocha

El exdiplomático estadounidense ha admitido colaboración frecuente con Cuba

En un desarrollo sorprendente que ha sacudido los cimientos del servicio diplomático de Estados Unidos, Víctor Manuel Rocha, un exdiplomático de 73 años, ha admitido su culpabilidad en un caso de espionaje de larga duración a favor de Cuba, marcando una de las traiciones más audaces en la historia de la diplomacia estadounidense.

El cambio repentino de Manuel Rocha, de proclamar su inocencia a admitir su culpabilidad, se produjo apenas dos semanas después de su última declaración, siguiendo un acuerdo con la fiscalía que resultó en la desestimación de 13 de los 15 cargos en su contra. Ahora enfrentará juicio únicamente por el cargo de conspiración para actuar como agente de un gobierno extranjero, en un caso que ha dejado atónita a la comunidad internacional y que, según varios criterios de «expertos» reunidos ayer frente a la corte del condado de Miami-Dade, pudiera representarle apenas de 5 a 10 años de cárcel.

La sentencia, aún no revelada, ha sido descrita por su abogada como «justa y razonable», sugiriendo una resolución que podría evitar los detalles más escandalosos de este caso de llegar a un juicio completo. Este acuerdo entre Manuel Rocha y la fiscalía destaca la complejidad y la delicadeza de las acusaciones de espionaje en el ámbito diplomático.

Además, el caso ha tomado un giro aún más personal con la presentación de una demanda independiente por Ofelia Acevedo, viuda del activista cubano Oswaldo Payá, cuya muerte en 2012 ha sido un punto de controversia y dolor para los opositores al régimen cubano.

La demanda sugiere un vínculo entre las actividades de Rocha y los eventos que llevaron a la muerte de Payá, ampliando el alcance de este caso más allá de la traición y hacia los derechos humanos y la justicia para las víctimas del régimen cubano.

Sin embargo, destaca que la demanda presentada por la viuda de Payá se presentó antes, lo que a juicio de algunos de esos mismos «expertos», sugiere que a la viuda de Oswaldo Payá se le filtró algún tipo de información. Otros consideran que la viuda conocía de las relaciones de Payá con Manuel Rocha, y que eventualmente la actitud de este último habría propiciado las acciones del régimen cubano contra el primero, que terminaron el día 22 de julio del 2012 en el que el activista cubano falleció como consecuencia de un lamentable accidente de tránsito que, según la propia familia y personas allegadas, fue provocado.

El caso de Rocha ha provocado una ola de reacciones, desde la indignación y el llamado a la justicia por parte de congresistas y activistas, hasta la preocupación por la seguridad nacional de Estados Unidos.

Las confesiones de Rocha a un agente encubierto del FBI revelaron décadas de colaboración con La Habana, mientras ocupaba posiciones de influencia en la política exterior de EE.UU., lo que ha llevado a pedidos de una investigación más profunda sobre sus conexiones y el posible impacto en la política exterior estadounidense. Hasta el momento La Habana no ha dicho nada, pero es probable que una vez más se escude en su prerrogativa o interés de «salvaguardar la integridad nacional», para justificar las acciones de espionaje.

El caso de Rocha no solo arroja luz sobre los riesgos inherentes a la seguridad nacional y la diplomacia, sino que también resalta las profundas divisiones y las luchas por la libertad y la justicia que continúan afectando a Cuba y su diáspora.

En el caso específico del gobierno cubano, constituye un golpe más a su cuestionada integridad en la arena internacional, que en días pasados vio como varios eurodiputados de diversas tendencias políticas han pedido sanciones contra Miguel Díaz-Canel, acusándolo de liderar un aparato represivo en Cuba y violar derechos humanos.

Los eurodiputados calificaron la situación de Cuba como una vergüenza para el mundo occidental y sugieren suspender el Acuerdo con Cuba, apoyando a la sociedad civil; resaltando además la importancia de presionar por cambios democráticos en la isla, incluyendo elecciones libres y el respeto a los derechos humanos, en oposición al régimen actual y sus alianzas internacionales, como con Rusia

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+