¡A la Wifi en Cuba hay que hacerle un monumento!

Havana
nubes dispersas
26.2 ° C
26.2 °
25.9 °
44 %
2.6kmh
40 %
Lun
25 °
Mar
26 °
Mié
27 °
Jue
27 °
Vie
27 °

La Habana tiene muchos monumentos, pero uno de los más llamativos y no precisamente por su “monumentalidad” es el erigido a la Wifi.

En la misma intersección de las calles Lugareño y Almendares, en el llamado Parque de la Pera del municipio Plaza de la Revolución, se situó una escultura para inmortalizar el acceso a Internet.

Y no habría mejor emplazamiento que un parque, el lugar que durante mucho tiempo fue el único espacio para que los cubanos pudieran conectarse a la red de redes en busca de comunicación con sus familiares, para descargar uno que otro video o simplemente husmear en las redes sociales.

La obra es del escultor autodidacta Yosniel Olay y fue develada en 2017. ¿Una curiosidad muy a tono con las contradicciones de la vida en Cuba? La escultura fue emplazada en el parque, pero aún no había señal inalámbrica en él.

Pareciera mentira, pero así fue, algo que solo los cubanos no pondrían en duda porque qué sería de la isla sin lo “real maravilloso”. Quienes lo viven lo saben.

En fechas cercanas a su emplazamiento, Yosniel conversó con varios medios de prensa independientes y comentó que llevaba más de seis meses con la escultura en el patio de su casa.

Había invertido cerca de 200 CUC en su elaboración, una especie de regalo que haría a su comunidad. Le había pedido materiales al Consejo Popular de la zona, pero nunca se los dieron y decidió hacer la obra por su cuenta. Solo el pedestal fue construido por los trabajadores que restauraron el parque.

Ya con la escultura en espera de ser develada en su pedestal, Yosniel recibió una llamada de la presidenta del Consejo Popular, quien estaba gestionando los permisos, para informarle que la misma no podría ser descubierta al público por prohibición de Planificación Física.

Al parecer las autoridades estatales, encargadas de controlar la instalación de cualquier nueva estructura en espacios públicos, mostraban algunas reservas sobre los valores artísticos y la pertinencia del emplazamiento de la obra de Yosniel.

Después de varias gestiones y de los ‘peloteos’ típicos de Cuba, el Monumento a la Wifi terminó siendo develado en una esquina del Parque de la Pera para inmortalizar a la tan llevada y traída Wifi.

La pieza muestra un hombre de tamaño natural y está fundida en hormigón y recubierta de yeso. Sobre el pedestal de un metro y medio de altura, también de hormigón, está esta persona sentada con las piernas cruzadas. En su base se empotró una placa de mármol que dice: ‘Monumento Wi-Fi’.

Con su brazo izquierdo levantado, la figura sostiene en esa mano un teléfono móvil, una acción que intenta reflejar el gesto de algunos para ‘buscar cobertura’. Desde el celular y dirigido hacia la cabeza se extienden unas ondas que cubren la mitad del rostro de la estatua y se mezclan con su cabello.

Si se mira desde otra perspectiva pareciese que se trata de una extensión del mismo cabello y que la persona lo sostiene en su mano. Ante esta similitud algunos han decidido rebautizar la obra como ‘Monumento al champú’. Si de algo va sobrado el cubano es de ocurrencias.

Más allá del valor artístico de la pieza, lo que sí no deja duda es la pertinencia de su existencia. El Monumento a la Wifi quedará para la posteridad como el primero, y hasta donde se sabe el único, erigido en la isla para homenajear la conexión inalámbrica.

La pieza de Yosniel Olay existe para recordar que, al igual que los avatares de su autor para su creación y emplazamiento, la conectividad en Cuba no pasa inadvertida. Lo que para otros países es algo común, una acción apenas tenida en cuenta en el diario, en Cuba, sin dudas, sigue mereciendo un monumento.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $1,69 x LBENVÍA AQUÍ
+