Connect with us

Cuba

No solo en Acosta 62 se derrumba un edificio

Published

on

Calle Acosta

No solo en la Calle Acosta se derrumban edificios. Villegas 155 (anoten esa dirección) se necesita ayuda también ahí. Se necesita en casi toda La Habana.

En marzo de este año, un derrumbe le costó la vida al ciudadano Rolando Mulen Rodríguez vecino de Zulueta no 509 % Dragones y Monte, de 26 años de edad. El derrumbe no ocurrió en su vivienda, sino en la Calle Inquisidor 515, entre Luz y Acosta, Consejo Popular Belén, en un hecho que hasta fue reseñado por el diario Granma. Ahora, no muy lejos de allí, otro edificio, en Acosta 62, está a punto de colapsar. Y no, no es el único que está a punto de venirse abajo.

El día que murió Rolando, quien se encontraba junto a otras tres personas dentro del inmueble “descorchando una columna”, los servicios de emergencia llegaron al lugar del derrumbe y pudieron rescatar con vida también a Franklin Echevarría de 19 años de edad y vecino de Alamar. Este se encontraba trabajando igualmente en el lugar, junto al occiso y a otros dos individuos contratados por Yosvani Santovenia Pérez y su padre,  con el objetivo de reparar parte de dicho inmueble, “inconsultamente y sin permiso alguno de las Direcciones Administrativas legalmente facultadas al efecto”. Los tres se encontraban dando golpes en la columna con cincel y martillo cuando la columna se desplomó. Tras el desplome de la columna, el techo que esta sostenía se vino abajo también, y sepultó al joven.

Acosta 62

Ahora, en Acosta 62, no se encuentra nadie “descorchando columnas”, pero el peligro es latiente, señala el portal independiente Cubanet.

Los residentes del edificio más bien tienen descorchada el alma. Sobre todo porque están asustados.

La causa del susto que llevan dentro, atrapado en el medio del pecho, es que hace varios días se desplomó un edificio en Cuba, entre Luz y Acosta, provocando la muerte de una señora aplastada por los escombros.

Ese día, miércoles 16 de septiembre, en horas de la tarde, una torta de yeso y cemento se desprendía del techo de la barbacoa del apartamento de Lázaro Rafael Fernández Gálvez, de 45 años de edad, residente en Acosta 62.

El es uno de los vecinos de los 16 apartamentos del edificio multifamiliar, flanqueado por las calles San Ignacio e Inquisidor, en la Habana Vieja.

Edificio de Acosta 62

Edificio de Acosta 62 Foto: Serafín Martínez – Cubanet

Desde hace años exigen ayuda del gobierno ante la inminente amenaza del derrumbe total del inmueble, pero la solución ha sido “ofrecerles un albargue”.

“La última vez que vinieron del gobierno municipal de Habana Vieja el inspector certificó que no procedía el peligro de derrumbe ni albergamiento. Eso es un descaro, cuando vienen nos dicen que sí, que todo se va a resolver, pero no hacen nada. Ya se derrumbaron dos apartamentos que están cerrados. Mira este cuartico es de un anciano que está durmiendo en los portales de la calle Monte, cerca de Cuatro Caminos”, señaló Fernández Gálvez a Cubanet.

Alberto Novoa Díaz, de 78 años de edad y con 75 años viviendo en el inmueble, dijo al medio independiente que la última reparación tuvo lugar en el año 1978 por la empresa Puerto Carenas.

“Desde esa fecha no se ha reparado más nada. Por fuera se ve en buen estado, pero por dentro las vigas y cabillas están explotadas y el edificio se está cayendo a pedazos”.

Fotos tomadas por el equipo de Cubanet certifican que las vigas y cabillas están totalmente oxidadas y el inmueble corre peligro de derrumbe total.

Villegas 155 (anoten esa dirección) se necesita ayuda también ahí

Alexander González Sánchez comentó recientemente una publicación en nuestro blog y dice que en Villegas 155% entre Obispo y O´Reyllis, viven en la azotea Matilde y su hija Katia.

A ellas se les cayó el techo de su vivienda y desde entonces, viven, duermen y todo en lo que quedó de techo, en la parte de la cocina.

“A ellas también podemos ayudarlas para puedan tener un techo justo y están en el casco histórico. A media cuadra de Obispo. Los invito para que logren subir la escalera que no tiene ni barandales. Ni losas. El techo se desplomó hace tiempo. Y no tienen dónde vivir. Ni ayuda. No olviden esa dirección. Necesitan su ayuda por favor,” expresa desolado el internauta.

No muy lejos de allí, así viven estas otras personas.

tal vez quieras conocer sobre este otro caso: Derrumbe en la calle Oquendo: El discurso oficial no satisface a vecinos

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Súper Bono en Cuballama! 40 CUC + 1GB DATOSRECARGA AQUÍ
+