Connect with us

Published

on

Cubanos en las redes sociales o principalmente a través de la plataforma Gofundme, buscan ayudar a una familia residente en La Habana cuyo hogar está a punto de colapsar por derrumbe.

A pesar del riesgo, siguen allí entre las ruinas porque, simplemente, no tienen otro lugar a dónde ir.

Amigos: Sé que pedirles ayuda en estos momentos pudiera resultar doloroso. Sé que muchos vivimos situaciones difíciles, pero si pueden, algo, lo más pequeño, multiplica la esperanza de esta familia que vive la agonía de un techo que se les puede venir encima en cualquier momento. Dios los bendiga.

Así escribió en su perfil de Facebook la periodista Maité Luna, una cubana que lleva como pocos el dolor de su tierra destruida encima, a pesar de haber venido desde muy pequeña a residir en Miami.

Fue precisamente a través de  Maité que este redactor conoció de la campaña en Gofundme dirigida a recoger ayuda para brindársela a esta cubana que simplemente vive entre la vida y la muerte.

“Tenemos miedo de que la vivienda se convierta en una trampa mortal; no estamos seguros en casa, tengo miedo,”dice esta joven madre y se escucha detrás las voces de su esposo e hija repetir: “Tengo miedo“.

Las imágenes del inmueble son muy similares a las que una vez expusimos aquí en un artículo titulado: Madre habanera expone el peligro en que viven ella y su pequeña hija.

Se trata de un edificio donde viven varios ancianos y niños y en el que a simple viste puede apreciarse el peligro.

“Las cabillas están por fuera ya; en los techos se puede apreciar la tierra y la piedra pura. Es la imagen de una futura catástrofe, que ocurrirá un día, nadie sabe cuándo ni cómo, pero todos rezan porque no sorprenda a nadie dentro,” decíamos hace unos meses de ese edifico que pudiera ser perfectamente el hogar donde vive esta otra familia.

Y es que la gran mayoría de los edificios que fueron construidos prácticamente a la carrera en La Habana durante el siglo XX muestran estas “heridas de muerte”. Fueron construidos con materiales de segunda mano; pensados para que duraran a lo sumo veinte años. Todos, o casi todos, han resistido el paso del tiempo “más allá de sus posibilidades”, y si no han caído es por puro milagro.

Nadie sabe cuándo puede ocurrir una catástrofe. Solo se sabe con certeza que ocurrirá.

Tú estás a tiempo ahora de brindar tu grano de arena y ayudar a este familia, cuyo hogar está a punto del derrumbe. Si así lo deseas, haz click en este enlace y colabora con ellos. ¡Salva tres vidas!

por Ariel P.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Por 20 CUC reciben 40 CUC + 30 MIN + 30 SMS!RECARGA AQUÍ
+