Connect with us

Cuba

Mónica Baró, “a la luz de las velas”

Published

on

El tema de la nueva tarifa eléctrica que entrará en vigor a partir del 1ro de enero de 2021 cogió a la periodista cubana Mónica Baró “fuera de base”, pero no por eso ha dejado de sacar su lado más “satírico” y a la vez, si se quiere, “romántico”.

La excepcional joven pudo sacar una cuenta muy sencilla. Con el incremento de la tarifa eléctrica en Cuba ” ya no se podrá ni poner a cargar el celular en casa ajena”, dijo.

La joven hizo un inventario de los electrodomésticos que posee en su casa. También agarró los últimos cuatro recibos de electricidad pagados y resumió su futuro de esta manera:

“Mi casa empezará a tener una acogedora y cálida atmósfera a la luz de las velas”.

Y es que no parece de otra. Ya desde el pasado 11 de diciembre en que se anunció el subidón de la tarifa que comenzará a partir del 1ro de enero del próximo año, la gente anda preocupada y negociando reparación de quinqué, conseguir kerosene y velas, pues parece ser que el consumo eléctrico se verá reducido a niveles drásticos.

tal vez quieras leer: Nueva tarifa eléctrica revivirá uso de quinqué y velas

Por supuesto, el Derrochador en Jefe, Ramiro Valdés Menéndez no deberá preocuparse por esto; pero Mónica, quien no es funcionaria del gobierno y más bien le resulta muy incómoda al gobierno, deberá preocuparse cómo consume sus kilowatts.

“Me he puesto a sacar cuentas con mis recibos de electricidad de meses anteriores. Por lo general, en los meses de calor, yo pago entre 350 y 450 pesos de electricidad. En agosto pagué 442.80. En septiembre, 415.80. En octubre, 401.40. En noviembre, 376.75. En diciembre, 226.80”, comenzó diciendo Mónica Baró en una publicación que compartió en Facebook.

“En mi casa hay un refrigerador, marca Haier, un freezer viejo, un televisor viejo, un aire acondicionado LG de los cuadrados, dos ventiladores, una sandwichera, una olla arrocera, una olla de presión eléctrica, una batidora, una plancha para ropas, una lavadora automática, una laptop, un celular,” resumió Mónica Baró su inventario de electrodomésticos en el hogar.

De inmediato se reconoció como una persona que no suele derrochar electricidad y dijo que, a pesar de eso, “en noviembre, por ejemplo, yo hubiera pagado 94 USD o 2250 pesos cubanos por un consumo de 498 Kilowatts en el mes de octubre; lo cual equivale a casi el total de la jubilación de mi madre -si se le incluyen los 1528 de la canasta familiar de bienes y servicios a partir de enero- y a casi la cuarta parte de lo que yo cobraba como periodista independiente”.

El caso de Mónica Baró es interesante, porque como bien aclara ella después, “por suerte” no tiene que pagar renta.

“Pienso en quienes deben rentarse en La Habana y pagar unos 200 pesos convertibles al mes y me pregunto cómo van a vivir. Pienso en quienes tienen hijos que mantener. Pienso en quienes tienen negocios privados. Ya no se podrá ni poner a cargar el celular en casa ajena. Es tan astronómico el incremento que parece ficción,” expresó.

En los últimos días, gran cantidad de cubanos han manifestado en las redes sociales su descontento por el aumento de la tarifa del servicio eléctrico, aprobada como parte del programa de ordenamiento monetario del país.

El decreto fue publicado el pasado jueves en la Gaceta Oficial de la República, y desde entonces la gente ha sacado sus cálculos.

El problema principal radica en los casos de aquellos que consuman más de 300 Kw mensuales. Hasta 300 kw, se pagará a $0.40; por encima de 301, a 7.50 pesos.

Ante las críticas, numerosas como ya dijimos, el jefe de la Comisión de Implementación de los Lineamientos, Marino Murillo, sugirió el viernes que la gente no debería preocuparse. Según cálculos hechos por ellos y publicados posteriormente, un 86% de la población cubana consume menos de 200 kw mensuales. Según Murillo, los que van a pagar la electricidad más cara serán los que se pasen de 500 kWh, y dijo que quienes gasten esa cantidad será porque “tienen ingresos en condiciones de poder respaldar eso”. La frase de Murillo generó indignación entre los cubanos, en gran medida porque ningún cubano conoce a ciencias ciertas ni podrá saberlo nunca porque la transparencia de información que debería ser pública en Cuba es nula, cuánto gastará Murillo en su casa a partir de enero.

Roberto A.

noticia relacionada: Los memes sobre la nueva tarifa eléctrica en Cuba

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

COPYRIGHT ©CUBALLAMA 2021 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS