Connect with us

Cuba

Mesa Redonda promete alimentos a los cubanos

Published

on

Matanzas alimentos Cuba tierras ociosas

La Mesa Redonda de ayer le prometió maravillas con los alimentos a los cubanos.

Si no fuera porque hace más de 60 años vienen prometiendo lo mismo…

Nada como una Mesa Redonda en Cuba para darle a conocer al pueblo como, a partir de ahora, podrán comer carne de res y decir que se las vendió un campesino que pudo ¡por fin! matar su vaquita.

El hecho, que tiene hasta ribetes de tremendismo, fue ampliamente publicitado ayer, día en que también se dio a conocer que al Ministro de la Agricultura le cortaron la cabeza y vino otro, su viceministro, con “mejores intenciones”. Ojo, estas intenciones no son tal. Más bien parece la típica acción de sacarle presión a la caldera.

tal vez quieras leer: Cuba: “Potenciar la producción de alimentos”, luego de seis décadas

En horas de la tarde llegó la Mesa Redonda, y nos trajo la intervención -ya preparada en el trabajo de pre mesa- de algunos dirigentes ya conocidos por los cubanos, y las interrupciones habituales de Randy Alonso, que del tema de alimentos lo que conoce es lo mal que le va a la hora de comprar en las tiendas de Miramar.

noticia relacionada: Tras denuncia de Randy Alonso, despiden a trabajadores de CIMEX

Allí, con pocos cubanos presenciando la misma, pues la Mesa Redonda tiene los más bajos índices de teleaudiencia a nivel nacional y exhibe números decentes solo y cuando se trata de una “intervención especial”, habló Meisi Bolaños Weiss, ministra de Finanzas y Precios. Abordó principalmente la “reducción de costos y reajustes en los sistemas bancarios y en las obligaciones tributarias para productores agropecuarios”.

Este aspecto abordado por la Ministra forma parte de las 63 nuevas medidas adoptadas por la dirección del país para potenciar la producción de alimentos.

Entre lo dicho por ella tenemos:

  1. Reducir en el entorno del 20 por ciento la tarifa de la aviación destinada a la producción de arroz, con la especificidad que de las horas improductivas la empresa en cuestión solo cobrará el costo (no generará utilidades).
  2. Los precios de los piensos nacionales para la producción porcina se rebajan en un 60 por ciento, con el objetivo sobre todo de satisfacer los reclamos de la población respecto a la comercialización de la carne de cerdo.
  3. Rebajar el precio de bioproductos (fertilizantes y otros), de producción nacional, en función de la revisión de las fichas de costo; a la par que para su disminución se evalúa los de la materia orgánica y los microrganismos eficientes, señaló Meisi Bolaños Weiss.
  4. Establecer el precio de acopio en seis mil 922 pesos por tonelada de arroz cáscara húmedo, si se recibe el paquete tecnológico, con rendimiento mínimo de 4,2 toneladas por hectárea.
  5. Creación de precios duales en dos direcciones: centralizados para los destinos fijados (industria, dietas médicas y sistema de atención a la familia) y descentralizados, dirigidos a los gobiernos locales y grupos empresariales una vez hayan quedado saldadas los compromisos sociales.
  6. Reducir las tarifas de servicios de agua y electricidad para productores agropecuarios (entre esos productos se incluyen la malanga, plátano, boniato, mango, guayaba, fruta bomba y tomate para la industria)

Meisi Bolaños Weiss también se refirió a la importancia de “reorientar, desde el presupuesto del Estado, todos los fondos posibles para el fomento agrícola (…) por concepto de créditos bancarios y otros servicios que abaraten los préstamos a los productores”.

La funcionaria dijo que “se aprobó la constitución, por las cooperativas, de fondos en los bancos en aras de estar en condiciones de otorgar créditos a sus asociados y en cuento al seguro agropecuario se decidió convertirlo en un servicio puntera para la estimulación del rendimiento de los productores”.

En cuanto a los seguros, dice que estos ampararán “todos los costos desde la siembra hasta la cosecha y por rendimientos, ajustado a los valores de producción, en correspondencia con la unidad de área y los precios de venta” y que ampara cubrir “los principales riesgos de producción como plagas, enfermedades y fenómenos naturales extremos (sequía, ciclones, inundaciones, exceso de humedad, granizadas e incendios)”.

Todavía no está claro como el Estado implementará en tiempo y forma todos los reclamos que se avecinan, toda vez que la madeja burocrática cubana es especialista en desproteger los reclamos de la población.

Habla Jorge Luis Tapia Fonseca, viceprimer ministro

El viceprimer ministro Jorge Luis Tapia Fonseca, mucho más gordo y rosáceo que hace dos décadas, cuando “salió de Holguín” rumbo a la gloria gubernamental a nivel nacional, también compareció en la Mesa Redonda para “explicarle a nuestro pueblo” cómo se evaluará semanalmente “lo asociado a las estructuras; al financiamiento, la inversión y la inversión extranjera; los programas productivos, el sistema cooperativo; la eficiencia y los resultados de los cuadros; la aplicación de la ciencia y la técnica en el sector; y el fortalecimiento de las comunidades rurales”.

En un país donde malamente se evalúan medidas para impulsar la producción de alimentos, y donde existe muy poca internet y sí muchos recelos para controlarla, Jorge Luis Tapia Fonseca insistió en la capacitación de cada productor.

Habló de intercambio “con cuadros, empresarios y en las bases productivas” y dijo que “la información se ampliará por las distintas vías de comunicación”.

El optimista Tapia Fonseca “resaltó la necesidad de fortalecer el trabajo en la ganadería, y atender los problemas en la alimentación sin dependencia de importaciones, las fuentes de abasto de agua, e incrementar la introducción de la tecnología, la ciencia y la innovación para mejoras genéticas”.

Nada de esto es nuevo, aunque el Estado cubano y la Mesa Redonda intenten venderlo como tal.

Jorge Luis Tapia Fonseca y las vacas de Las Tunas

El viceministro cubano Jorge L. Tapia Fonseca anda muy preocupado por la falta de alimentos de las vacas

Alimentos con política

El hábil Tapia Fonseca garantizó su continuidad en el puesto al mencionar que muchas de estas 63 transformaciones, en las cuales hay 30 que son de máxima prioridad, “están vigentes las ideas del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz”.

Luego mencionó, como es normal que suceda en la Mesa Redonda, al culpable mayor y único de todos los males del pueblo cubano: “el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos”, al que se le ha unido ahora de modo “coyuntural” la situación pandémica.

tal vez quieras leer: Gobierno cubano “encuentra” culpable de su mala agricultura

Finalmente, Tapia Fonseca prácticamente le atribuyó a cada persona la responsabilidad de “producir alimento como tarea de primer orden en Cuba” y resaltó que todo aquel con capacidad de cultivar un pedacito de tierra puede contribuir a la seguridad alimentaria y educación nutricional.

niño cubano campesino

Este niño, con tan solo 13 años de edad, cosecha sus propios alimentos

Lo dijo Fonseca en la Mesa Redonda, aunque no aclaró si con estas 63 medidas se solucionará el tema del robo, hurto y sacrificio de ganado mayor, al cual se suma ahora el robo de las cosechas y escamoteo por parte de ladrones de los alimentos, que día tras día aprovechan para robarle una res o un caballo al campesino que no tiene cómo custodiar sus reses y ganado menor que tiene en la parte atrás de su casa, y mucho menos cuenta con recursos para custodiar sus hectáreas de cultivo.

Ariel P.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡NOS HEMOS MUDADO! - Nueva web de Cubacomenta - Visítanos ->AQUÍ
+