Connect with us

Cuba

Cuba: “Potenciar la producción de alimentos”, luego de seis décadas

Published

on

producción alimentos

Entre las medidas para favorecer la producción de alimentos en la isla cuentan la autorización de venta liberada de leche y sus derivados; y de carne de ganado menor y mayor

El decurso de la llamada Revolución del 59 en Cuba está lleno de sucesos que a veces resultan inconcebibles. Luego de seis décadas, el gobernante Miguel Díaz-Canel habla de “potenciar la producción de alimentos”. Reseña el portal oficialista Cubadebate, que el mandatario mediante videoconferencia compartió ayer durante casi cuatro horas con más de 1 300 cubanos de todas las provincias.

Cuando los historiadores intenten escribir la verdadera historia de la isla después de 1959, tendrán una labor espinosa. Resulta que ahora van a centrarse en la producción alimentos. El titular de Yaima Puig Meneses en Cubadebate, recuerda aquel otro del diario Granma -el órgano del Partido Comunista- en 1987: “¡Ahora sí vamos a construir el socialismo!” En ambos casos la pregunta es: ¿antes a que se dedicaban?

Según la versión del sitio oficialista, son “63 medidas para potenciar la producción de alimentos, de las cuales 30 se consideran con prioridad y algunas de carácter inmediato”.

¿De qué medidas hablamos? Enumeramos algunas a continuación:

    1. Rebajar las tarifas, tanto de electricidad como de agua, a los productores de alimentos
    2. Se mantiene el precio por litro de leche de vaca a 7.50 CUP; en el caso de que se cumpla o sobrecumpla el plan de entrega mensual a la industria, el costo será de 9.00 CUP
    3. Se autoriza venta liberada de leche y sus derivados; y la comercialización de carne de ganado menor y mayor después de cumplir con el encargo estatal y siempre que se garantice que no haya decrecimiento de la masa ganadera

Otras de estas 63 disposiciones, de acuerdo con Cubadebate, están vinculadas con “los precios de los insumos y de algunos productos agrícolas; el proceso de contratación de la fuerza de trabajo; la comercialización; la promoción de proyectos de desarrollo local; la implementación de medidas financieras; y el pago de los impuestos“.

Díaz-Canel en un momento de su intervención aclaraba: “No queremos imponerle a un productor qué sembrar, pero tenemos que ver, en lo que necesitamos producir como país, de qué manera participamos todos. Todos tenemos que hacer algo por el país en estos momentos, todos tenemos que entregarnos a defender la Revolución”.

Y es justamente aquí donde comienzan las habituales trabas, en mi opinión. Llevan más de seis décadas en el “tira y encoge”. Aprueban medidas que luego no se cumplen o se desautorizan con la evasiva de siempre, van contra la Revolución.

Neus Francino

Puede leer también: La Revolución no le recoge los tomates a Yamilé Bombino



Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO