Connect with us

Published

on

Cori Ward, de 30 años de edad, fue arrestada por la policía de Jacksonville, Florida, y poco después recluida en la prisión del Condado de Duval, aunque ella negó se tratase del viral reto #PutbackChallenge

Hasta 30 años de cárcel pudiera una mujer residente de la Florida que grabó a su hija mientras esta, al parecer, cumplía el reto del #PutbackChallenge.

Sin embargo, la menor no lamió una tina de helado Blue Bell, sino un abatelenguas en una clínica. Para los que no sepan que es un abatelenguas, esta es la tablilla de madera que hay en cada consulta de doctor y que es usada para bajar la lengua mientras el doctor te examina la garganta.

Pues la niña, inducida por su madre o con el consentimiento de esta, tomó un abatelenguas, le pasó la lengua y lo puso donde estaba. Su madre, mientras, la grabó. Y grabó su cara. La de la menor. Luego, la mujer compartió el video en su cuenta de Snapchat con algunos amigos, y por alguna razón salió de allí, tomado por alguien, donde poco después se volvió viral. Alguien de la clínica lo vio e identificó el lugar y solicitó de inmediato una investigación policial.

Así que esta quedó expuesta al público en las redes; identificada posteriormente y su madre, arrestada. Además de los 30 años que pudiera enfrentar por manipulación de productos de consumo, pudieran imponerle una multa de $10 mil dólares. Es muy probable también que enfrente otros cargos relacionados con “utilizar a un menor” para cometer el acto violatorio de la ley.

Cori Ward, de 30 años de edad, fue arrestada por la policía de Jacksonville, Florida, y poco después recluida en la prisión del Condado de Duval.

“Honestamente, no estaba pensando”, dijo la mujer cuando se le preguntó sobre el video. “Sé lo que es, ya sabes, tener que preocuparme por la salud y las cosas de sus hijos. Nunca pondría en riesgo a los niños de otra persona”.

La mujer negó que se tratara del famoso reto #PutbackChallenge y dijo que desconocía que existía tal reto, pues ella no usa tanto las redes sociales.

“El video no muestra que los artículos se tiraron o cualquier otra cosa que sucedió”, continuó con su explicación como dando a entender que luego hubiesen botado la paleta abatelenguas.

“Publiqué esto en mi Snapchat personal con mis amigos de veintitantos años, donde alguien permitió que otra persona lo grabara en video. No lo publiqué en Facebook o YouTube como un desafío o lo que sea”, agregó, desmarcándose de toda relación con el peligroso reto #PutbackChallenge

Desde entonces, Ward asegura que ha recibido hasta amenazas de muerte.

“Es horrible. Quiero decir, tengo miedo por mis hijos, especialmente por mi hija mayor que está fuera de casa desde que publicaron su foto”, dijo. “Lamento a cualquiera que se haya ofendido. Nunca debería haberse llevado tan lejos”.

El video fue grabado en la sala de un centro de atención médica familiar, ubicado en el barrio de Fort Caroline. En una entrevista, la propia acusada reconoció haber publicado el vídeo a Snapchat acompañado del texto “No me digas cómo vivir mi vida”.

La mujer, actualmente, ha debido cerrar hasta su cuenta de Facebook.

El reto del #PutbackChallenge comenzó con una menor de edad también, 17 años, que ahora será procesada como delincuente juvenil. Esta fue grabada por su novio mientras le pasaba la lengua a una tina de helado Blue Bell en una tienda de Walmart, para instantes después volverla a colocar en su sitio.

Días después, en el estado de Georgia, otro hombre fue arrestado por hacer lo mismo. A pesar de que el hombre mostró evidencias a la policía de que él había comprado luego la tina de helado, enfrentará cargos por igual delito: manipulación de los productos de consumo.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

Recarga en Cuballama. ¡Por 20 CUC y reciben 40 CUC + 30 MIN + 30 SMS!RECARGA AQUÍ
+