Connect with us

EEUU

Gobernador DeSantis firma controvertidas leyes

Published

on

Gobernador DeSantis firma proyecto de ley antidisturbios
Gobernador DeSantis firma proyecto de ley antidisturbios. Foto: Cuenta de Twitter del gobernador

El gobernador de la Florida Ron DeSantis parece gustarle estar en el filo de la navaja con las leyes que promulga y firma.

Beneficia a unos y perjudica a otros.

El gobernador de la Florida, Ron DeSantis, el mismo que durante los inicios de la pandemia del coronavirus en la Florida tomara no pocas desafortunadas medidas que lo llevó a serios encontranazos con autoridades de la ciudad de Miami como Francis Suárez y el ex alcalde, ahora congresista, Carlos Giménez, y por lo cual se ganara el apodo de “Death Santis”, por estos días se encuentra firmando leyes a diestra y siniestra. Algunas bastante controversiales. Algunas de esas que “benefician a unos”, pero perjudican a otros.

DeSantis, ahora, ha firmado una ley que obliga a los cruceros a llevar pasajeros no vacunados contra el coronavirus.

Puede provocar daño que, en medio de una pandemia mundial que se ha cobrado la vida de millones de personas, Ud. no decida vacunarse, teniendo la posibilidad de hacerlo.

Y si bien Ud. tiene el derecho a no vacunarse, pues mi opinión – y la de muchos – es que los dueños de las compañías de cruceros tienen también el derecho de no dejarlo usar su propiedad.

¿No te has vacunado? No te montas en MI crucero.

Ron DeSantis no lo entiende así, sin embargo; y no porque sea gobernador de la Florida es más inteligente que yo, o que cientos de médicos, epidemiólogos, científicos, que en materia de salud le dan a él, 700 mil lecciones y él, sin embargo, en varias ocasiones las desestimó porque, así es él, creyó que estaban equivocados.

Un medio nos recuerda, la controversia generada hace años en EE.UU. porque una panadería se negó a hacer un pastel de bodas a una pareja gay.

Ese caso famoso en las cortes de los EE.UU., dice Jonathan Chait en un artículo, “enfrentó dos valores comprensivos entre sí: por un lado, el derecho de una pareja gay a disfrutar de la misma capacidad que una pareja heterosexual de entrar a una panadería y pedir un pastel de bodas, y por el otro, la libertad de conciencia de un empresario individual para abstenerse de respaldar activamente las ideas con las que no está de acuerdo.”

“Ahora nos enfrentamos a un tipo de conflicto diferente entre la libertad de contratación y el gobierno. En este caso, el conflicto gira en torno a los requisitos estatales de que las empresas permitan a personas no vacunadas como clientes,” dice el autor más adelante.

“La posición de DeSantis es que tanto el interés público en la supresión de la transmisión del virus como el interés privado de las empresas en proteger a su fuerza laboral y tranquilizar a los clientes están anulados por un interés aún más imperioso: salvaguardar los derechos de las personas que se niegan a vacunarse (…) y cree que su derecho a inhalar gérmenes infectados en otras personas supera a cualquier otro derecho en cuestión,” resume Chait.

Ron vs Facebook, Twitter…

Además de esa ley, DeSantis firmó otra. Más bien un proyecto de ley, este lunes, que permitirá al estado multar a los grandes sitios de redes sociales si desactivan la cuenta de un político estatal.

El proyecto, si finalmente es aprobado, permitirá que cualquier floridano demande a esas empresas si sienten que han sido tratados injustamente.

NetChoice, una firma de cabildeo que representa a Twitter, Facebook y otras compañías en línea, y la Asociación de la Industria de Computadoras y Comunicaciones presentaron una demanda, diciendo que la ley viola los derechos de la Primera Enmienda.

La demanda presentada en el Tribunal de Distrito de los EE. UU. en Tallahassee dice que la ley “impide que las empresas protejan a los usuarios, anunciantes y al público de la ‘pornografía, la incitación al terrorismo, la propaganda falsa creada y difundida por gobiernos extranjeros hostiles, los llamamientos al genocidio o la violencia basada en la raza, la desinformación con respecto a las vacunas Covid-19, esquemas fraudulentos, violaciones atroces de la privacidad personal, productos falsificados y otras violaciones de los derechos de propiedad intelectual, intimidación y acoso, teorías de conspiración que niegan el Holocausto o el 11 de septiembre y virus informáticos peligrosos”.

DeSantis, sin embargo se defendió, y los “atacó” durante una conferencia de prensa en los que comparó estos monopolios de Big Tech, con el Big Brother de la novela de George Orwell “1984”, y dijo que las empresas de Internet están censurando publicaciones que no encajan con la ideología de Silicon Valley.

El asunto, indudablemente tiene que ver con el bloqueo que Twitter y Facebook le impusieron al expresidente Donald Trump. Desde entonces, los republicanos de todo el país han atacado a las empresas de redes sociales por lo que dicen es censura; y si bien se han presentado proyectos de ley similares en otros estados, DeSantis fue el primer gobernador en promulgar uno.

La oficina del gobernador defendió la nueva ley, diciendo que las grandes empresas tecnológicas discriminan por motivos políticos e ideológicos y que la ley protege los derechos constitucionales de los floridanos.

Cuando entre en vigencia el 1 de julio, se le impondrá una multa de $ 250,000 por día si se desactiva la cuenta de un candidato político en todo el estado y $ 25,000 por día si eliminan la cuenta de alguien que se postula para un cargo local.

La ley otorgará al fiscal general de Florida la autoridad para demandar a las empresas en virtud de la Ley de prácticas comerciales engañosas e injustas del estado. También permitirá a los floridanos individuales demandar a las compañías de redes sociales por hasta $ 100,000 si sienten que han sido tratados injustamente.

por Ariel P.

tal vez quieras leer: Gobernador de Florida Ron DeSantis ¿peor que Rick Scott?

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡NOS HEMOS MUDADO! - Nueva web de Cubacomenta - Visítanos ->AQUÍ
+