Connect with us

Cuba

39,1 grados en Cuba; cómo evitar morir de calor

Published

on

Hidratarse

Una de las preguntas y dudas más frecuentes que suelen hacerse por desconocimiento las personas, es por qué y cómo alguien en una ciudad puede morir de calor.

Y decimos una ciudad porque ya en el campo, donde un bar un restaurante o un sitio bajo techo puede encontrarse distante, puede ser más lógico que alguien no encuentre dónde protegerse de los rayos solares; o que se quede sin agua… pero ¿en plena ciudad es posible?

Sí; y le digo más: puede sucederle dentro de su propia casa. Es más, la persona puede estar muriendo poco a poco y no saberlo.

Este post precisamente va de eso; de explicarle a Ud. los síntomas, qué hacer, ahora que se acerca el verano y que junio está dejando una ola de calor sin precedentes en Europa, con muertos, con gente caminando hasta en bikini por las calles.

Para no ir muy lejos: en Cuba se están registrando temperaturas muy altas. En Veguitas, Granma, hace tan solo 48 horas se registró un récord absoluto para el país: 39,1 grados Celsius.

En Sagua la Grande, provincia de Villa Clara, la gente está prácticamente bañándose todos los días en la playa, debido a las altas temperaturas; lo cual parece lógico, ¿no? Sin embargo, es nuestro deber advertirle: bañarse la playa no es la única solución.

Tampoco lo es bañarse en una piscina. De hecho, la semana pasada, un chico de 17 años en España agobiado por el calor, se quitó la ropa y se zambulló en una piscina. Nunca salió a flote. El cambio brusco en la temperatura sufrido por su cuerpo le provocó un shock, y con él la muerte.

Por más que Usted crea que tiene el control, ólvidelo, siempre el calor podrá superarle. ¿Cómo vencerle o al menos plantarle cara y evitar un colapso que lo lleve a la muerte?

No se trata de pobreza. El calor ataca lo mismo a ricos que a pobres.

Tampoco se trata de “nivel cultural”, o de “conocimiento”. Incluso, de saber cómo estar preparados. De hecho, en el mundo, nadie conoce más de los llamados “golpes de calor” que los franceses. Francia es un país poderoso; donde los medios de comunicación ejercen una buena labor informativa. Donde existen políticas orientadas hacia la satisfacción plena del individuo, Salarios, salud… a pesar de todo eso, de su cultura, su gente preparada y con poder adquisitivo y conocedoras del entorno en el que viven, en el año 2003, una ola de calor que duró dos semanas mató a unas 15,000 personas en Francia, y a otras 70,000 en toda Europa.

Gracias a precauciones tomadas desde ese año, esta ola de calor de junio que acaba de vivir toda Europa, no fue tan mortífera. En Francia existen los llamados “centros de enfriamiento” y las “máquinas de nebulización”, precisamente dos “inventos” destinados a disminuir la mortalidad por calor.

¿Qué pasa con el cuerpo humano cuando hay calor?

Los seres humanos tienen mecanismos incorporados para resistir el calor y también para mantener su temperatura central balanceada; pero a veces condiciones extremas obligan a darle a nuestro cuerpo un poco de ayuda porque este no puede autoregularse bajo condiciones anómalas.

Cuando la temperatura aumenta, lo primero que sucede es que el calor calienta los vasos sanguíneos que se encuentran cerca de la piel. Un flujo de sangre más caliente viaja hacia el centro del organismo, elevando así la temperatura interior de su cuerpo. Eso activa los procesos termorreguladores, que son más que nada “el sistema de enfriamiento de su cuerpo”. Lo primero que te sucede es que empiezas a sudar.

La sudoración ayuda; es cierto, pues indiscutiblemente “refresca la piel”, pero a la vez es la mayor pérdida de calor que existe, pues el organismo pierde “agua”. Lo peor, es que no es agua precisamente. De hecho, el sudor, no se evapora, y al no evaporarse lo que hace es tupir su piel y evitar que su cuerpo “interno” obtenga el enfriamiento que necesita.

Primeros síntomas

  • Su corazón comienza a latir más rápido, pues intenta bombear más sangre fría hacia la piel para empujar el calor que se va acumulando dentro, como resultado ocurre el segundo síntoma: enrojecimiento de la piel.

Cuando usted vea que su piel comienza a enrojecerse, lo primero que debe hacer es tomar agua. En condiciones de calor los vasos sanguíneos no se dilatan de manera eficiente. Es por ello que las personas que tienen enfermedades “del corazón” son las más vulnerables cuando hay calor.

  • Comienza el agotamiento y la aparición de calambres (resultado de la deshidratación y un desequilibrio electrolítico). Ambas cosas, si estás dentro de la playa son un peligro. Generalmente suelen decir luego que la causa de la muerte es “ahogamiento”, pero la causa que propicia este ahogamiento, ¿cuál es? Si usted está en la playa y ha ingerido bebidas alcohólicas y hay calor, NO SE META EN EL AGUA para “refrescar”. Mucho menos si se siente agotado o con sus funciones motoras desequilibradas. No se lance al agua a dar brazadas. Puede agotarse más facilmente. Puede acalambrarse. Y morir ahogado.

El agotamiento por calor puede aparecer repentinamente así, de esa manera: con calambres , sudoración profusa y pulso rápido. A medida que su presión arterial comienza a descender comenzará a sentir un ligero mareo.

Hielo en la cabeza, una ducha fría, meter las axilas y la ingle dentro del agua fría, es fundamental. En las las axilas y en la ingle es donde hay más vasos sanguíneos cerca de la superficie de la piel. Si va a sumergirse en una piscina, dúchese primero; o métase en el agua poco a poco.

  • Comienzas a dejar de sudar

Aquí comienza el verdadero peligro. El golpe de calor, o hipertermia, aparece repentinamente en forma de dolor de cabeza palpitante, pulso rápido y piel roja, caliente y seca. Tu cuerpo ya no puede enfriarse, y la temperatura de tu cuerpo puede subir a 106 o más en 10 o 15 minutos. Ya aquí el mareo es más profuso. Comienzan a sentirse las náuseas y el individuo empieza a sentirse confundido y a confundirse en cosas “elementales”. Llego a este punto, urge la rehidratación intravenosa, pues la persona puede perder el conocimiento y sus órganos comenzar a fallar. Cualquier órgano.

Miles de personas mueren cada año en el planeta por las llamadas olas de calor. En algunos casos porque tienen alguna afección médica que desconocen y el más ligero calor la incrementa. Pero también le sucede a personas sanas. Incluso a personas que conocen del calor y sus síntomas. Digamos los atletas.

El mejor remedio es HIDRATARSE. El agua es FUNDAMENTAL para evitar la deshidratación. El calor y la pérdida de agua del organismo, provoca que la sangre se espese, y por consiguiente el corazón trabaja aún más fuerte para mantener su ciclo de bombeo “normal”.

Un ventilador no sirve

A más de 95 grados Farenheit – 35 grados Celsius – ponerse delante de un ventilador es ineficiente. Este lo que hará es calentarte aún más, y sentirte como si te estuvieras asando en un horno.

Evite beber alcohol

La ingestión de bebidas alcohólicas lo que hace es que le sea más difícil a tu cuerpo regular su temperatura central.

con información de Wired

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡DOBLE RECARGA + regalos! Por 20 CUC reciben 40 CUC + 30 MIN + 30 SMSRECARGA YA
+