Mujer se roba un reloj Rolex de $12 mil usd y ¡no creerás dónde lo escondió!

Havana
nubes dispersas
26.2 ° C
26.2 °
25.9 °
94 %
3.1kmh
40 %
Dom
31 °
Lun
30 °
Mar
29 °
Mié
29 °
Jue
27 °

El reloj Rolex que se robó la mujer debió ser metido en una bolsa de control «biológico»

Según un reporte de la policía desde Las Vegas, Nevada, una mujer ha sido acusada de robarse un reloj Rolex valorado en $12,000 dólares y ahora enfrenta cargos por robo.

Identificada como Sarah Richards, esta mujer residente en Baltimore se encontraba en la ciudad para asistir a una audiencia judicial, también por cargos de robo. Un robo cometido en junio.

En esa ocasión la mujer se robó otro reloj, pero no un Rolex, sino otro más valioso, valorado en $100,000 y fue atrapada.

Ahora, Sarah fue arrestada el domingo por robar un reloj de $12,000 y «esconderlo dentro de ella,» según puede leerse en el reporte dado a conocer por las autoridades.

El «esconderlo dentro de ella» no se refiere a que se lo metió dentro del ajustador. No. Sarah Richards, de 33 años, «fue más lejos».

Sarah Richards al parecer tiene un fetiche: robar relojes

La «doña» se encontraba en Las Vegas para enfrentar cargos de robo de más de $100,000 en valor, robo residencial, hurto mayor de $100,000 o más, administración de drogas para ayudar en la comisión de un delito grave y hurto mayor entre $5,000 y $25,000.

Esos eran los cargos que «traía» desde junio.

Según los registros del Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas indican que el 4 de junio pasado, la policía respondió a un hotel en Las Vegas Boulevard. Un huésped se había despertado y encontró que todas sus pertenencias habían desaparecido. El hombre admitió haber llevado a una mujer desconocida a su habitación.

Dijo que esta mujer «lo había drogado en algún momento entre la medianoche y las 7 a.m.» Y estaba convencido que había sido ella quien robó su reloj de pulsera Patek Philippe valorado en $ 100,000.

Al día siguiente, Richards se acercó a un oficial encubierto en un hotel cercano. Una verificación de registros en ese momento mostró que Richards tenía órdenes de arresto pendientes por prostitución. Finalmente fue detenida.

En la entrevista con la policía, Richards admitió haber conocido al hombre. Dijo que este le había dado dinero, pero negó haber robado el reloj. Fue arrestada por hurto mayor y pagó una fianza de $ 3,000 unos días después.

Ahora estaba en Las Vegas para comparecer por este robo.

Este lunes, Richards tenía su audiencia preliminar en la corte. Sin embargo, el domingo la policía respondió a otro robo en otro hotel en South Las Vegas Boulevard. Una persona que llamó al 911 le dijo a las autoridades que una mujer, había robado artículos de su habitación y no podía recuperarlos.

Según esta nueva víctima él se encontró con la mujer en el hotel y la invitó a su habitación a beber vino. Estando dentro de la habitación y ya con intenciones de sostener sexo, la mujer le pidió que se quitara el reloj Rolex porque «la cortaría» si se lo dejaba puesto. El sujeto afirma que la mujer le insistió en que bebiera vino. Y más vino. Él comenzó a sentir cansancio. Se durmió, pero al despertarse descubrió que le faltaba el reloj. La mujer todavía estaba en la habitación. Se enfrentó a ella. Ella negó el robo. Se «asustó» y se fue de la habitación.

Esa mujer fue identificada más tarde como Richards.

Aunque Richards fue detenida de inmediato, la policía no pudo encontrar entre sus pertenencias el reloj de pulsera Rolex valorado en $ 12,000 que ella presuntamente se robó.

Sin embargo, aunque los policías no le encontraron a ella encima el reloj ni tampoco lo encontraron en la habitación, lo que sí encontraron fue las copas donde ella y la víctima bebieron vino. Una de las copas, dijo la policía, tenía una sustancia blanca en el fondo.

La sorpresa llegaría después. Aunque ella insistía en que no había robado el reloj marca Rolex valorado en 12 mil dólares, decidieron pasarle por encima una varita detectora de metales. Cuando la vara pasó entre sus piernas, la misma comenzó a emitir señales de alarma.

La mujer se había escondido el Rolex en su vagina! Dentro de la vagina también hallaron una cápsula de píldora que tenía una sustancia blanca.

¡Vaya vagina! La usaba como si fuese un closet.

«Íbamos a encontrarlo de todos modos en la cárcel y que no quería pasar por la molestia”, dijo la policía.

Una vez extraído el reloj Rolex de su «escondite secreto», el mismo fue puesto en una bolsa de riesgo biológico e incautado.

La mujer no compareció al juicio que tenía previsto por el robo cometido en junio. Estuvo en la cárcel, pagó su fianza y ahora deberá responder no por el robo cometido en junio, sino también por este otro, cometido el domingo.

tal vez quieras leer: Robo de un Rolex en Miami deja a un hispano tras las rejas

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+