La historia detrás de la botella encontrada en España: la familia ya está en los EE.UU. sanos y salvos

Havana
cielo claro
15.2 ° C
15.3 °
15.2 °
94 %
1.5kmh
0 %
Vie
25 °
Sáb
24 °
Dom
22 °
Lun
24 °
Mar
26 °

Con enorme regocijo y temor recibió la cubana Eunice Moreno Díaz la noticia de que la botella que ella arrojó al mar «hace ya muchos años» fue encontrada en España.

Desde que en las últimas horas se divulgase la información de que una botella que fue arrojada al mar, presuntamente en Cuba, fue encontrada en España, la información se ha vuelto viral en las redes.

Según medios españoles fue un gallego, Secundino Vicente Refojos, quien encontró la botella en uno de esos largos paseos que suele dar por la costa. Todo sucedió el pasado 16 de noviembre. Dentro de la misma había una moneda de cinco centavos y un emotivo mensaje a Yemayá escrito por una madre cubana hace poco más de un año.

En el mensaje, Moreno Díaz le pedía a Yemayá «que protegiera y acompañase a sus hijos y a sus parejas, y especialmente a sus dos nietos, Carolina y Luciano. También imploraba misericordia y bienestar para ellos y que la travesía hacia Estados Unidos fuese segura y lo más rápido posible. Además de que no pasasen ni hambre, ni sed, ni frío», dijo Secundino a La Voz de Galicia.

“Querida madre Yemayá. Aquí está tu hija, que quiere hacerte una petición…”, así comienza el conmovedor mensaje escrito por esta cubana, al que luego añade:

“Usted, que es la diosa del mar, la protectora de la familia y de la vida, pido que, con la misma fuerza y amor que yo le dedico estas palabras, todos lleguen a su destino”, y agrega a continuación:

“Llevan en México diecisiete días esperando una visa humanitaria que les permita transitar por el país […] Le pido, madre, usted que es tan grande y poderosa, que los guíe y los proteja en lo que les queda de travesía para que sea tranquila y segura y lo más rápido posible. Que no pasen hambre, sed ni frío y que la policía no les pare y que, si sucede, ya tengan sus papeles porque están transitando por un país totalmente desconocido», añade el texto.

Gracias a las redes sociales y amigos en común, hilvanando contactos entre Facebook e Instagram, pudimos localizar a Eunice Moreno, quien ni siquiera conocía el hecho de que la botella había sido encontrada.

«Oh my God, ¿en serio?,» fue la frase que desde el otro lado de la línea telefónica expresó Eunice, en una mezcla de estupor y asombro.

Aunque La Voz de Galicia dijo que la misiva fue escrita en agosto de 2022, Eunice mencionó que «eso fue hace muchos años», pero de inmediato declinó hablar más sobre el asunto.

Confirmó, eso sí, que ella había sido quien arrojó la botella al mar, aunque no precisó por donde, y que aquellas personas por las que ella oraba en su súplica a Yemayá, se encontraban bien de salud y ya dentro de los Estados Unidos.

Severino, mientras tanto, ha dicho que devolverá la botella al mar, pues eso fue una ofrenda a la deidad marina de esta cubana, y que es al mar donde pertenece la botella. Una botella que recorrió, aparentemente, 6,700 kilómetros en un año y tres meses.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $1,69 x LBENVÍA AQUÍ
+