En plena crisis Judo cubano llama a filas a una gloria olímpica de entrenadora

Havana
lluvia muy fuerte
30.2 ° C
30.2 °
30.2 °
79 %
2.6kmh
75 %
Sáb
30 °
Dom
29 °
Lun
29 °
Mar
30 °
Mié
30 °

En medio de una ola de críticas hacia directivos y entrenadores del judo cubano, la convocatoria de la medallista olímpica y mundial Diadenys Luna al cuerpo técnico de la selección nacional parece un intento de última hora para mejorar la imagen de este deporte a 70 días de los Juegos Olímpicos de París. 

Luna, 48 años, fue bronce en los Juegos Olímpicos de Atlanta-96 y conquistó en campeonatos del mundo el oro  en Chiba (China) 1995, la plata en París 1997 y el bronce en Birmingham (Inglaterra) en 1999. La judoka santiaguera también se proclamó campeona en los Juegos Panamericanos de Mar del Plata 1995 y Winnipeg 1999.

En la actualidad la laureada atleta fungía como entrenadora en su provincia natal donde además formaba parte del gobierno de Santiago de Cuba como presidenta de un consejo del llamado «Poder Popular».

El anuncio se dio a conocer en el sitio «La Verdad del Judo»  desde donde días atrás se habían realizado fuertes críticas contra la dirección técnica de las preselecciones nacionales por los malos resultados internacionales que se han estado obteniendo en los circuitos euroasiáticos, como los Grand Slam y Grand Prix, certámenes que reúnen a las figuras que presumiblemente reinarán en la cercana cita olímpica.

Luna se encuentra en este momento en una gira asiática con un grupo de atletas. Su presencia se puede confirmar en fotos que la entrenadora colocó en sus redes sociales.

El judo ha sufrido en los tres últimos años una oleada de fugas, por vía legal e ilegal, e incluso de deportistas que han culpado a la Federación Cubana por sus bajas del equipo.

A escaso tiempo de la apertura de los Juegos Olímpicos, sólo hay en estos momentos dos judokas clasificados, Andy Granda e Iván Silva en los pesos mayores. La multimedallista olímpica Idalys Ortiz aún no cuenta con la papeleta olímpica y sus más recientes actuaciones no confirman optimismo, sin embargo se espera que la Federación Internacional, en caso que la artemiseña no obtenga su pase por ranking, le otorgue un «wild card»(invitación).

Los directivos del Instituto estatal de deportes (Inder)  tenían en planes que al menos cinco judokas estuvieran en París, y entre ellos más de uno pudiera subir al podio, pero esos pronósticos  están complicados. Este domingo 19 de mayo comienza el campeonato del Mundo en Abu Dhabi.

El más reciente golpe contra esos vaticinios fue la deserción a fines de abril del experimentado Magdiel Estrada cuando estaba a punto de conseguir su clasificación olímpica. Estrada, 30 años, había competido en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y en Tokio 2020. El cubano, multimedallista regional,  escapó en Río de Janeiro durante un campeonato panamericano.

Otra conocida figura, la santiaguera Kaliema Antomarchi, medallista de bronce en el Mundial de Budapest (2017) y subcampeona en los Juegos Panamericanos de Lima (2019), había partido antes, en septiembre de 2023, por el aeropuerto de La Habana, con rumbo a Serbia tras contraer matrimonio con el judoka local Bojan Dosen

La salida de Antomarchi coincidió con la fuga en Canadá de las judocas Samarys Gregorio, Odelin García y Yurisleydis Hernández, que dejaron al equipo que ganó el segundo lugar en el Campeonato Panamericano y de Oceanía  celebrado en Calgary.

A fines de mayo habían escapado otras cinco judokas que realizaban una concentración en Francia:  Vanesa Godinez (48 kg), Mellisa Hurtado (52 kg), Santa Virgen Romero (78 kg), Blanca Elena Torres (52 kg) y Lutmary García (63 kg). 

La cadena de fugas también incluyó a la doble titular paralímpica  Dalidaivis Rodríguez antes de  participar en el Torneo Panamericano de la Federación Internacional de Deportes para Ciegos (IBSA, por sus siglas en inglés), en la ciudad de Edmonton, Canadá.

Ayumi Leyva, que había desertado en Madrid en agosto de 2021 junto a Nahomys Acosta, antes de participar en un clasificatorio para los Juegos Panamericanos Junior de Cali, dijo a Diario de Cuba esta semana que la razón de su fuga fue «porque se sentía humillada y maltratada» por sus profesores.

En medio de este lamentable contexto este deporte también conoció al comenzar 2024 de la muerte de la judoca Maricet Espinosa, con sólo 34 años, como consecuencia de una intervención quirúrgica en Armenia tras pasar por Rusia como emigrante. 

Espinosa había competido en los Juegos Olímpicos de Río y acumuló un sobresaliente palmarés en campeonatos panamericanos y circuitos mundiales.

La nueva entrenadora Diadenys Luna tiene enfrente además de retos técnicos un importante desafío «ideológico» como política que también es, ante la fuga de talentos que incluye a atletas y entrenadores y que en los nuevos tiempos ya hasta la «cuna de la revolución» aporta una importante cifra en el éxodo desde que el icónico Antonio Pacheco sorprendió a sus seguidores de la Plaza Marte. 

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+