Comenzó Calendario con nuevos actores y más interrogantes

Havana
algo de nubes
27.2 ° C
27.2 °
27.2 °
54 %
4.1kmh
20 %
Lun
28 °
Mar
29 °
Mié
31 °
Jue
30 °
Vie
31 °

La última temporada de la serie Calendario inició ayer en la televisión cubana. El dramatizado sigue manteniendo varios de los personajes principales como la profesora Amalia y sus alumnos que ya cursan el 12 grado. La principal renovación que se percibe es precisamente en los rostros del aula pues muchos estudiantes ya no están, porque los actores que los representan han emigrado para buscar nuevos horizontes fuera de Cuba o para cursar estudios de superación.

El primer capitulo incorporó otros actores como Ray Cruz, que encarna a un religioso que junto a su hija lleva su fe a las casas y tuvo un pequeño desencuentro con la profesora Amalia que al tener a su sobrino ingresado no pudo prestar la cortesía a la que acostumbra.

La serie llevó a un buen desenlace la historia de las dos estudiantes que se quieren y entablaron una relación de pareja finalmente tras la aceptación de una de ellas que se rehusaba a que la vieran públicamente con su novia. La aceptación fue el clímax de esta pareja y ya se sabe que no es cosa fácil este tipo de lances en un preuniversitario donde como en la sociedad perviven numerosos estigmas, conflictos heredados y con orígenes muy diversos.

El primer capítulo fue sobre todo para ir presentando nuevos personajes y poner en cierta medida las cosas en su lugar. Posiblemente no fue el capítulo de impacto que muchos esperaban, pero en general se desarrollaron bien los conflictos que presentó y que de alguna manera guiarán la serie aunque vendrán obviamente nuevas tramas que subirán el pico de interés hacia Calendario.

Las relaciones a distancia, la religión, las parejas que dejan a sus hijos a otros familiares porque se marchan de un país en colapso, el negocio por encima del humanismo profundo y las dinámicas entre estudiantes jóvenes en Cuba fueron algunas de las miradas que presentó esta serie que se ha acercado de forma bastante certera a la Cuba que es hoy. O sea, se ha acercado hasta los límites permisibles en un medio de comunicación de un país bastante reacio a mostrar su realidad en pantalla por las severas condicionantes políticas. Incluso se puede decir que de alguna forma ha roto estas fronteras para abordar con más vehemencia y eficacia dramatúrgica la sociedad cubana que vive su mayor momento de transformación definitiva en su decursar durante los últimos 50 años.

No hay duda que este capítulo reunió a una gran audiencia frente al televisor. Las expectativas eran grandes. Como dijimos quizá no era el capítulo de impacto que se esperaba, pero sí fue un tránsito interesante a lo que vendrá después. Un detalle llamó la atención, al menos en este momento inicial. Se trató de la variedad en las actuaciones de los estudiantes. Algunos de los nuevos actores no estuvieron a la altura de la probada puesta en escena del primer elenco actoral que caracterizó las dos temporadas anteriores. Ya veremos si en el camino se van ajustando al alto desempeño actoral de la serie.

En resumen, el capítulo, sin echar demasiados volantes, despertó el interés de los espectadores y puso en marcha una trama que seguramente volverá a poner frente al televisor a miles de cubanos.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+